Un juez interroga a periodistas al creer que grababan una declaración de Roca

  • Muñoz reitera que seguía directrices de Gil en el convenio con Tomás Olivo

Ni José Luis Roca ni Julián Muñoz fueron ayer los protagonistas en su comparecencia ante el juez para declarar como imputados en unas presuntas irregularidades urbanísticas, relacionadas con un convenio con el promotor murciano Tomás Olivo. Muñoz dijo que siempre siguió instrucciones del fallecido Jesús Gil.

La atención se focalizó en los periodistas que cubrían dicha información, cuando el juez encargado del caso los llamó a su despacho al creer que habían grabado una declaración de Roca.

Lo que ocurrió fue que dos compañeras intercambiaban la grabación de una rueda de prensa que minutos antes había ofrecido el líder regional de IU, Diego Valderas. Una funcionaria del juzgado reparó en ambos aparatos y puso en conocimiento del juez que estaban grabando una declaración del ex asesor de Urbanismo en Marbella.

Cuando el magistrado preguntó a las periodistas, éstas aclararon que era la voz de Valderas, pero el juez insistió en que tenía constancia de que era la de Roca, y ordenó llamar a todos los periodistas que se encontraban en la puerta de los juzgados. Todos ellos respondieron que era "fácilmente comprobable" que no se había realizado grabación alguna. Y así quedó demostrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios