El juez imputa por homicidio a un feriante tras morir un niño electrocutado

  • El mal montaje de una atracción pudo causar la muerte del chico en Tabernas

El Juzgado de Instrucción número tres de Almería ha imputado por un presunto delito de homicidio por imprudencia al propietario de la atracción de coches de choque cuyo funcionamiento provocó, supuestamente, la muerte por electrocutamiento de un niño de 14 años el pasado día 15 en la feria de Tabernas (Almería).

La investigación desarrollada por la Policía Judicial apunta a que se produjo negligencia en el montaje de la atracción, lo que originó la descarga eléctrica que alcanzó al menor, apoyado en una farola.

La atracción carecía de algunas tomas de tierra precisas para eliminar la electricidad estática que generan los coches y estaba mal asentada sobre el terreno sobre tacos de madera. Mientras, según los técnicos de Sevillana-Endesa desplazados hasta Tabernas, no se ha detectado ningún fallo en el funcionamiento del alumbrado público.

El imputado por el accidente mortal, según aseguró el presidente de la Asociación de Industriales Feriantes de Almería, Juan Milán, no pertenece al colectivo -integrado por 160 profesionales- y está domiciliado en la provincia de Córdoba, por lo que "no consta que la atracción haya pasado la ITV que sí se exige a nuestros miembros". Aun así, era habitual su presencia en la feria de Tabernas. El Ayuntamiento, en el que es funcionario el padre del chico fallecido, decretó el pasado día 16 en pleno extraordinario tres días de luto oficial y la suspensión de las fiestas patronales, que debían haberse prolongado hasta el pasado lunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios