La gratuidad de los fármacos para bebés beneficiará a 95.000 familias

  • La medida, que prevé la gratuidad de los medicamentos a las familias andaluzas con hijos menores de un año, entra hoy en vigor.

Comentarios 10

Unas 95.000 familias andaluzas que en la actualidad tienen hijos menores de un año se beneficiarán de la gratuidad de los medicamentos y productos sanitarios prescritos por sus médicos, una medida que entrará en vigor a partir de hoy, 1 de agosto, tal y como ya avanzó la consejera de Salud, María Jesús Montero, al término de la reunión del Consejo de Gobierno del pasado día 22 de julio, fecha en la que se aprobó el decreto que garantiza esta nueva prestación.

De hecho, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) ha publicado ya el citado decreto, enmarcado en las medidas que el Gobierno andaluz viene impulsando a través del Plan de Apoyo a las Familias Andaluzas.

Al hilo de ello, la titular de Salud ya aludió al carácter "eminentemente social" de esta medida, con la que, según sostuvo, "se intenta contribuir al incremento de la natalidad en Andalucía", además de favorecer "un mayor ahorro" a las familias andaluzas "en estos tiempos de mayor dificultad económica".

Además, recalcaba entonces que esta prestación "se aplica por primera vez en España", concretó que hasta la fecha los padres vienen aportando entre el 40 y el 10 por ciento del precio de venta de los fármacos, un coste que, a partir de agosto, "será asumido íntegramente por la Administración sanitaria".

En cuanto al montante económico que deberán desembolsar las arcas sanitarias para hacer frente a la financiación del nuevo derecho, el departamento del ramo invertirá anualmente 4,5 millones de euros, un cantidad que se extrae de las previsiones que ha realizado, atendiendo a lo que hasta ahora se prescribe hacia este colectivo.

Para acceder a la nueva prestación, los niños menores de un año deberán ser identificados con la tarjeta sanitaria individual cuando acudan a la consulta, o bien con el justificante de haberla solicitado o el documento de reconocimiento temporal del derecho a la asistencia sanitaria.

En concreto, en la mayor parte de los casos el acceso a este nuevo derecho se hará mediante la dispensación electrónica de las recetas, una modalidad que ya llevan a cabo la mayoría de las oficinas de farmacia de la comunidad, --proyecto 'Receta XXI'--, al estar dicho proyecto prácticamente extendido al conjunto de la población. De hecho, la receta electrónica está ya operativa para el 93 por ciento de la población andaluza.

En estos casos, es decir, en aquellas ciudades y municipios cuyos establecimientos farmacéuticos ya dispongan de la receta electrónica, la prestación se llevará a cabo de forma automática, ya que Receta XXI reconoce automáticamente por la fecha de nacimiento que el bebé tiene menos de un año y, por tanto, el farmacéutico dispensará 'in situ' el medicamento, sin necesidad de coste adicional alguno.

Por contra, en aquellos casos en los que la dispensación se efectúe aún mediante la receta clásica de papel, la Junta empleará los modelos específicos de receta que se emplean para los colectivos exentos de aportación económica, como por ejemplo la población jubilada. En estos casos, la receta llevará impresa una leyenda en la que se dice que el medicamento es financiado por la Junta.

En cuanto a la información a las familias de este nuevo derecho, el departamento del ramo enviará cartas a estas 95.000 familias beneficiarias. Junto a ello, todos los datos relativos a la nueva prestación se podrán conocer también a través del teléfono de 'Salud Responde' (900 505 060), así como en los propias pantallas de televisión habilitadas en los centros de salud, gracias al programa 'Informarse.es Salud'. De igual modo, los padres podrán consultar esta prestación en las consultas habituales que llevan a cabo con sus profesionales sanitarios.

En 2007, los medicamentos más consumidos por los niños menores de un año fueron antibióticos (62.878 envases), analgésicos (57.469) y antiasmáticos (49.613). Además, la gratuidad de los medicamentos beneficiará especialmente a aquellas familias cuyos hijos tengan una enfermedad crónica como el asma, "ya que los tratamientos para estos entornos familiares suponen una aportación más elevada que para el resto de familias", reconoció.

Según apuntaba Montero, esta nueva medida ha sido posible gracias a la política de uso racional del medicamento que se viene desarrollando en Andalucía, la cual "ha cosechado resultados muy positivos en la contención del crecimiento de este gasto".

De hecho, aseguró que el ahorro conseguido durante estos años "nos ha permitido y nos permitirá incrementar nuevas prestaciones, tal y como ya ocurrió con los medicamentos no financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS)", concluía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios