"La gestión del 'New Flame' ha sido un éxito técnico y político"

  • El jefe de Gobierno del Peñón defiende su postura ante la crisis medioambiental

Peter Caruana, ministro principal de Gibraltar, afronta su cuarta legislatura con el reto de alcanzar nuevos acuerdos en materia medioambiental que acaben por erradicar los vertidos de hidrocarburos en la Bahía de Algeciras. Desde su residencia veraniega en Sotogrande (Cádiz) espera el inicio del nuevo curso político con la "voluntad" de afrontar los proyectos inconclusos entre los que se encuentran, precisamente, los propuestos en el Foro Tripartito de Londres de julio.

-¿Qué balance hace de lo que lleva de legislatura, en lo que sería ya su cuarto mandato?

-Cuantos más mandatos acumulas más difícil se hace la tarea, porque el electorado tiene unas expectativas más elevadas. Ya no se puede decir 'me ha faltado tiempo' o 'he heredado los problemas de mis antecesores'… Esta cuarta legislatura supondrá la culminación de proyectos en los que hemos invertido mucho capital político y trabajo durante el todo el tercer mandato.

-¿Ha habido más entendimiento en el Foro de Diálogo de Londres celebrado en julio que en los acuerdos de Córdoba?

-En la primera fase del Foro (Córdoba 2006) tratamos temáticas que eran políticamente complicadas de llevar a cabo, porque eran los temas emblemáticos de los últimos 25 años y de todas las relaciones mantenidas durante este periodo de tiempo. Problemas con las telecomunicaciones, una frontera que funcionaba mal, la reclamación de los pensionistas, la del aeropuerto... Eran problemas que habían pasado al folclore popular y que marcaban la relaciones entre las partes. Ahora pasamos a temas de normalidad vecinal; al fin y al cabo esto es un proceso para que los ciudadanos de ambos lados de la frontera sientan que están viviendo en una zona normal, menos afectada por la existencia de un problema político.

-¿Sobre qué asuntos se llegará a acuerdos en este segundo Foro?

-La opinión pública de la zona conoce y sabe cúal es la problemática. La Bahía es una de las zonas de actividad marítima más importante. Así, temas de cooperación medioambiental como controlar la actividad mercantil marítima para disminuir la posibilidad de que ocurran accidentes como el del New Flame o el del Sierra Nava en Algeciras están en la agenda del Foro. También está la cooperación entre ambas policías, las autoridades aduaneras, los poderes judiciales...

-Una de las medidas medioambientales del Foro de Londres es la implantación del enlace en Gibraltar y Algeciras para evitar incidentes como el del New Flame . ¿Le parece suficiente?

-Incidentes como éste no se puede garantizar que no ocurran, igual que no se puede garantizar que no ocurra cualquier tipo de incidente, ni que éste tenga consecuencias medioambientales importantes. Sí tenemos la obligación de invertir en medios, y asegurarnos que no sea por falta de voluntad política el que no haya colaboración para minimizar estos riesgos. Aquí es donde hemos estado fallando en el pasado. Tememos que se haya manipulado a efectos políticos, coincidiendo además con la campaña electoral en España, pero Gibraltar no quiso entrar en ese debate. Por ello, el primer paso que tomamos en el Foro fue establecer una vía rápida de colaboración y enlace entre los puertos de Algeciras y Gibraltar, pero se trata tan solo de un primer acercamiento en esta materia.

-Pero, se ha cumplido el primer aniversario, y las cosas siguen igual…

-Cuando oigo hablar 'es que ha pasado un año, y todavía está ahí'. Mire usted, es una correlación que hace la gente que no tiene conocimiento de causa, ni de hechos ni técnica. ¡Como si el año fuera relevante!, puede haber salvamentos que se ejecuten en dos meses, y puede haberlos que por su complicación puedan tardar tres años.

-Las críticas se han centrado en la gestión del incidente por parte de las autoridades del Peñón.

-Teniendo en cuenta la escala del incidente, la operación ha sido un éxito, y el que no lo quiera reconocer es porque tiene alguna razón política por no querer aceptar que Gibraltar tiene capacidad de reacción y de actuación. En España sigue habiendo personas que piensan que para justificar la reclamación sobre Gibraltar hay que seguir pretendiendo que somos una plaza incapaz con un Gobierno incapaz. Y Gibraltar ha demostrado que tenemos capacidad de respuesta y lo que es más significativo a nivel político, que lo estamos haciendo en estrecha colaboración con las autoridades españolas. Por tanto, la gestión del New Flame ha sido un éxito técnico y político.

-¿Cuál es la situación actualmente, tras el Foro de Londres?

-La segunda fase se encuentra en un estado importante porque todavía no hemos empezado a negociar los acuerdos. En la primera fase de Córdoba nos lo encontramos todo hecho porque se tenía una definición clara; se sabía cual era la agenda, aquí todavía estamos dibujando el panorama; no sólo estamos pensando los acuerdos a los que estamos dispuestos a llegar en la materia sino que tipos de colaboración: hasta donde queremos colaborar. Así, habrá un foro no ministerial antes de finales de septiembre para asegurarnos de que se cumpla con los plazos, y a partir de octubre ya empezarán las negociaciones.

-¿En qué estado están los primeros acuerdos de Córdoba, se están ejecutando aún?

-No, la ejecución de los acuerdos de Córdoba están ejecutados casi en su totalidad. Las pensiones se pagaron, la frontera funciona mejor... El tema del aeropuerto está aún en fase de ejecución aunque el primer paso de restauración de contactos aéreos ya se hizo. Ahora estamos ejecutando la construcción de la nueva terminal que llegará justamente hasta la frontera, para que el pasajero pueda acceder al terminal desde La Línea directamente. Por ello, los acuerdos de Córdoba están implementándose y cada vez que nos reunimos, los revisamos.

-¿Se sabe cuándo acabará la remodelación del aeropuerto?

-Hemos adjudicado el contrato justamente antes del verano. Ya han empezado las obras de demolición de edificios que había que eliminar. Esas obras la hicimos con recursos internos de las empresas del gobierno de Gibraltar, y ahora la ejecución del terminal comienza por un concurso que se hizo a nivel europeo y según la normativa europea, y que se ha adjudicado para septiembre por un contrato de 20 meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios