El gasto de la Junta aumentará "muy poco" en 2009 por la "crisis"

  • El vicepresidente económico apela a la "austeridad" en el próximo presupuesto

Mientras el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, considera "opinable" si España está o no en crisis, la Junta de Andalucía ha dado un giro radical en su discurso y zanja el debate nominal al aceptar una palabra tabú hasta hace sólo unos días. Como evidencia, el vicepresidente económico de la Junta, José Antonio Griñán, apeló ayer a la "austeridad" en el gasto público en la redacción de los presupuestos autonómicos de 2009 con el fin de afrontar la "crisis".

En declaraciones a Europa Press, el consejero de Economía y Hacienda avanzó que el presupuesto de la Administración autonómica para 2009 crecerá "muy, muy poco, probablemente incluso puede crecer por debajo del PIB nominal". La diferencia consiste en que el PIB nominal está valorado según los precios de cada momento y el PIB real se calcula con precios constantes.

Sin concretar el porcentaje en el que crecerá el presupuesto de la Junta, Griñán señaló que, aunque la previsión del PIB está aún pendiente de revisión, las cuentas para el próximo año tendrán un "bajo crecimiento", aunque apuntó que a la vuelta del verano, deberán hacer las previsiones macroeconómicas para 2009 "y entonces veremos cómo se ha comportado el segundo trimestre del año".

Los datos de crecimiento en 2008, como ya atisbó el presidente del Gobierno, estarán en una tasa inferior al 2%. El Ejecutivo central anunció una serie de medidas, como la congelación de los salarios de los altos cargos y la reducción de la oferta de empleo público. En la misma línea, el vicepresidente andaluz restó dramatismo a la situación con la puesta en marcha de "medidas contracíclicas".

Griñán ensalzó el estado de la economía andaluza y resaltó que el superávit presupuestario derivado de la "muy importante" consolidación fiscal les permitirá "acondicionar las medidas contracíclicas anunciadas sin incurrir en un déficit excesivo".

Sobre el menor superávit del Estado, el consejero apostilló que "es una delicia ver que afrontamos una situación económica crítica con superávit; y aunque se redujera un 80%, sigue habiendo superávit a pesar de las circunstancias económicas, por lo que tenemos un margen de maniobra todavía para tomar decisiones".

En una reciente comisión parlamentaria, Griñán aseguró que las arcas andaluzas están preparadas para resistir hasta una caída del crecimiento económico por debajo del 2%, no descartando, en ese caso, asumir un "ligero" déficit para impulsar estas políticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios