Un joven fallece por heridas de arma blanca tras una reyerta en Huelva

  • La Policía detiene a dos hermanos por su presunta relación con la pelea · Uno de los arrestados también sufrió lesiones

Un joven de 28 años y vecino de Huelva falleció la noche del pasado viernes por las lesiones sufridas tras una pelea a las puertas de un salón de juegos de la capital onubense. Horas más tarde agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos hermanos por su presunta relación con los hechos. Uno de ellos, de 38 años, también resultó herido.

La víctima recibió varias puñaladas en el abdomen y el tórax tras la reyerta que se produjo en el salón de juegos. Carlos M. O. logró llegar con vida casi a las puertas de su casa, pero a pesar de que los vecinos llamaron inmediatamente a los servicios de Emergencias Sanitarias y que el joven llegó con vida al hospital, en Urgencias no pudieron hacer nada por salvarle.

La pelea se inició sobre las 22.30 en un establecimiento recreativo de la barriada onubense de Fuentepiña. Al parecer, tanto la víctima como los dos presuntos agresores detenidos habían estado toda la tarde de copas antes de llegar al salón de juegos. Los tres se conocían por ser vecinos del barrio y eran clientes habituales del establecimiento.

La disputa comenzó dentro de los recreativos, de donde les expulsó el camarero que en esos momentos estaba tras la barra. Los jóvenes, lejos de calmarse, trasladaron la discusión que habían iniciado dentro del local hasta las puertas del mismo. La pelea pasó a mayores y se transformó en reyerta, por lo que terminaron sacando las armas blancas con las que se habrían agredido mutuamente. Los dos hermanos arrestados consiguieron doblegar al fallecido asestándole las heridas que más tarde le provocarían la muerte. Tras recibir los ataques, Carlos M. O. trató de alejarse y se encaminó hacia su casa para hallar refugio, aunque se quedó a unos metros de conseguirlo.

Una vez que la víctima fue trasladada al hospital gracias al aviso de unos vecinos, la Policía se movilizó y comenzó la investigación para atrapar a los otros dos individuos que habían participado en la pelea. El primer detenido fue Diego H. P., de 38 años de edad, residente del mismo barrio onubense. Al comprobar que tenía heridas de gravedad en el abdomen y el costado derecho, los agentes solicitaron una ambulancia que lo trasladó al hospital, donde fue ingresado bajo vigilancia policial.

Según las primeras investigaciones, todo apunta a que el herido es el autor material de la muerte de Carlos M.O. Poco después la Policía detuvo en su casa al hermano menor de Diego, que responde a las iniciales de J. C. H. P. A., éste se le acusa de haber participado en la pelea. Los tres jóvenes están fichados y cuentan con antecedentes penales.

En el salón recreativo que fue escenario del inicio de la pelea entre la víctima y los dos detenidos, algunos de los testigos comentaban ayer por la mañana el incidente del día anterior. Un grupo coincidió en que todo sucedió en unos minutos, en los que la pelea culminó en una reyerta con un muerto y la posterior llegada de una ambulancia para atender a la vícitma mortal por heridas de arma blanca.

Algunos de los testigos del inicio de la pelea en el interior del salón de juegos aseguraban ayer que el premio de una de las máquinas del local fue el desencadenante de la disputa. Otra versión de los hechos apuntaba que las diferencias entre los tres jóvenes tienen su origen tiempo atrás, por lo que la causa podría haber sido un ajuste de cuentas que se saldó trágicamente tras una tarde de copas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios