Cinco enfermos del corazón reciben válvulas aórticas sin precisar cirugía

  • El Reina Sofía es de los primeros hospitales de España en incorporar este novedoso prodecimiento que no requiere abrir el tórax · Consiste en colocar una prótesis a través de una pequeña incisión en la ingle

Comentarios 1

Nuevo avance en el Hospital Universitario Reina Sofía. El Servicio de Cardiología del hospital cordobés ha implantado recientemente las primeras cinco válvulas aórticas a enfermos del corazón sin necesidad de recurrir a la cirugía tradicional. Estas intervenciones, que se realizaron a finales de abril a tres mujeres y dos hombres, conllevan menos riesgos para los pacientes y proporcionan resultados igual de esperanzadores que las operaciones practicadas a corazón abierto.

Los beneficiarios de este último avance en cardiología intervencionista tienen edades comprendidas entre 70 y 90 años y evolucionan satisfactoriamente tras permanecer hospitalizados una media de cinco días, informó ayer la delegada de Salud, María Isabel Baena, durante la presentación de los resultados de estos primeros casos realizados en el centro cordobés.

Técnicamente, el procedimiento consiste en acceder al corazón a través de una punción en la ingle para introducir el catéter que permite la colocación de la prótesis. La responsable del ramo hizo hincapié en la disminución del sufrimiento que representa el nuevo tratamiento, así como las mejoras durante el postoperatorio.

La colocación de las próximas prótesis valvulares aórticas está prevista para mediados de junio y la intención es dedicar una jornada al tratamiento de la estenosis aórtica -el estrechamiento de la arteria- utilizando este procedimiento, aclaró el jefe de Cardiología y el responsable de este nuevo tratamiento, José Suárez de Lezo. Con la puesta en marcha de esta nueva técnica -que ya forma parte de la cartera de servicios del hospital-, el Reina Sofía es uno de los primeros centros del país en colocar prótesis aórticas a través de pequeñas incisiones, después de que el Hospital Clínico de Málaga y el Central de Asturias se hayan sumado casi de forma simultánea a las ventajas de este nueva opción terapéutica.

El precedente inmediato de esta operación se sitúa en septiembre de 2007, fecha en la que el Reina Sofía realizó los primeros implantes de válvulas pulmonares sin cirugía a pacientes adultos en España. Desde este momento, un total de siete personas con problemas de estrechamiento de estas válvulas se han beneficiado de la prestación.

El nuevo tratamiento es especialmente útil para tratar a pacientes de edad avanzada y patologías complejas, "para los que no está recomendada la cirugía convencional", precisó Baena, quien insistió que es un procedimiento muy recomendable para abordar el estrechamiento de la válvula aórtica, la enfermedad cardiovascular más frecuente que se da en personas de cierta edad. Suárez de Lezo incidió en las explicaciones ofrecidas por la delegada de Salud y resaltó que una de las aportaciones fundamentales reside en que se abre un futuro esperanzador para pacientes que, por su edad, son excluidos del programa de cirugía abierta. El jefe de Cardiología subrayó que antes de pasar por la sala de hemodinámica -donde se practica la operación-, el paciente se somete a un estudio para ver si reúne las características clínicas adecuadas para el proceso. A su vez, este informe es remitido a un comité internacional, que es el que tiene que autorizar o no la intervención según cada caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios