Los ecologistas denuncian un nuevo vertido de la refinería de Cepsa en San Roque

  • La empresa resta importancia al incidente y asegura que es una mezcla de agua y gasolina

La portavoz de Verdemar-Ecologistas en Acción, Raquel Ñeco, denunció ayer un vertido de hidrocarburos que afecta a casi 400 metros entre la playa de Guadarranque y el puerto de la refinería de Cepsa en San Roque. Salvamento Marítimo cifró en menos de cien litros el vertido de un material volátil, por lo que no consideró necesario activar el Plan de Contingencia.

Fuentes de la empresa atribuyeron el accidente al rebose de una arqueta de deslastre, que se produjo sobre las 5:00 de la madrugada del viernes al sábado, cuando recibía agua de un buque que había descargado queroseno ligero en el pantalán.

Cepsa sostiene en un comunicado que el vertido consiste en parte de agua procedente del buque "mezclada con una pequeña cantidad de gasolina", mientras que los ecologistas aseguran que se trata de compuestos orgánicos volátiles.

Cepsa argumenta que en el momento en que se detectó el vertido se informó al Centro de Coordinación de Emergencias de la Junta, así como a la Consejería de Medio Ambiente y a la Autoridad Portuaria, tras los cual añadieron tres remolcadores a la zona. La compañía ha abierto una investigación para determinar las causas técnicas del incidente y "tomar las medidas correctoras y preventivas adecuadas".

Los conservacionistas, sin embargo, calificaron como insuficientes las iniciativas adoptadas y exigieron una valoración del daño ambiental causado. Ñeco añadió que el vertido provocó manchas de fuel en las redes de los pescadores de la zona, por lo que tuvieron que arrojar al mar la pesca capturada. Añade a esto que hay una multitud de camarones y cangrejos muertos. La portavoz de Ecologistas, tras visitar las playa afectada, dijo que "el olor resulta insoportable", a pesar de esto, los bañistas continuaban ayer en el lugar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios