Clara Aguilera, Consejera de Gobernación

"La directiva europea de retorno de inmigrantes es una barbaridad"

  • La responsable de políticas migratorias de la Junta resta gravedad al estado de los centros de internamiento denunciado por las ONG y el Parlamento Europeo

Comentarios 28

Un despacho sobrio, sin adornos, denota una reciente ocupación. La anterior titular de Gobernación, Evangelina Naranjo, ha trasladado a la Consejería de Justicia el cuadro preferido por los fotógrafos, comenta. "Ya le daré mi toque", bromea Clara Aguilera. Procede del Parlamento andaluz, pero la vocación municipalista y el "carácter" lo adquirió en el Ayuntamiento de Granada. Aguilera asume el reto de moda, la mejora de la financiación de los ayuntamientos, junto a otros nuevos en materia de inmigración o consumo, entre otros.

-El modelo de financiación local se ha ligado al debate autonómico.

-Hay determinadas posturas que confunden a la ciudadanía. Ahora es el momento de discutir la financiación autonómica y ya habrá tiempo de entrar en la local. Me parece muy importante abandonar estrategias partidistas y llegar a un consenso con PP e IU que hará más fuerte a Andalucía.


-Se presenta como la gran aliada de los ayuntamientos, independientemente del color político.

-Un alcalde tiene la misma legitimidad que la Junta, la que dan los votos. He ofrecido consenso y considero clave entendernos con PP e IU, los partidos que principalmente gobiernan en los ayuntamientos. No soy una persona sectaria en mi trabajo.

-¿Hay previsión de nuevos municipios?

-Hay un expedientes en marcha, el de Mazagón, pero no está próximo a su finalización. Creo que hay que ser cautelosos en las segregaciones, porque es difícil articular una adecuada financiación para ambos municipios sin que afecte a los ciudadanos.

-¿Se prevén novedades en la coordinación de la Policía Local?

-Son competencias municipales, nosotros participamos en la formación de los policías una vez aprobada la oposición. O en algunos criterios, como en la decisión de reducir las tallas, que ha permitido la incorporación de más mujeres.

-¿Figura en su agenda legislativa una ley de Policía Autonómica?

 -No. Está previsto en el Estatuto, pero no en la previsión legislativa. Tenemos un compromiso de obligado cumplimiento con el Ministerio del Interior de llegar a mil agentes en 2010 adscritos a esta unidad y habrá previsión presupuestaria para 2009 y 2010.

-¿Cómo aplican los alcaldes la ley del botellón?

-Creo que está siendo muy útil en la mayoría de los municipios, sobre todo, en las grandes ciudades. No critico esa actividad pero el derecho al descanso debe prevalecer, como así lo han dicho los tribunales, por encima de otros derechos de ocio. Los alcaldes son los que mejor conocen sus ciudades, pero he tenido la impresión de que, en algunos casos, ha habido vaivenes, criterios confusos, que han podido llegar a confundir a la ciudadanía.


-¿A qué se refiere?

-Al alcalde de Granada (José Torres Hurtado, PP), que primero determina un espacio de ocio para los jóvenes y después prohíbe el consumo en toda la ciudad. Tengo todo el respeto a los alcaldes, porque es una actividad compleja, pero con decisiones así, confunden.


-Los jóvenes, y los no tanto, se quejan del garrafón.

-Nuestra dirección de Consumo hace controles de calidad con cierta asiduidad, pero se podría hacer mejor trabajo si los ciudadanos denuncian a los establecimientos que expenden bebidas de baja calidad.

-El Defensor del Pueblo andaluz o el PP han advertido sobre la desprotección de las niñas inmigrantes que emigran solas.

-No conocemos estos casos. Le diría, especialmente al PP, que si conoce un caso concreto, lo denuncie, porque no podemos permitir la vejación de un niño. Colaboramos con el Gobierno para llevar a cabo el principio de legalidad para llegar y permanecer en Andalucía y en España.

-¿Qué opina de la Directiva Retorno del Parlamento Europeo?

-La directiva es orientativa y, si se aprueba, España determinará cuál es nuestra conveniencia y confío en que se determine un tiempo prudencial de estancia máxima en los centros antes del retorno. Pero quiero dejar una cosa bien clara: la directiva, como está planteada, me parece una barbaridad en cuanto a los tiempos. Los 18 meses de estancia máxima en un centro es exagerado y espero que se modifique en el debate parlamentario. Me consta que el Grupo Socialista trabaja en ello.


-Un informe europeo ha revelado el trato "degradante" que España da a los inmigrantes en estos centros. ¿Se ha interesado por la situación de los de Málaga y Algeciras?

-Lo que podemos hacer es ofrecer colaboración al Gobierno para ayudar en lo posible a la situación de estas personas. Ya que esta gente está internada, lo que ofrecemos como gobierno de Andalucía es colaboración para ayudar en lo posible en su calidad de vida.

-Es la primera valoración de la Junta sobre el estado de estos centros.

-Cuando hay tantas personas internas, siempre se presentan problemas. Pero hasta donde nosotros conocemos y hasta donde podemos entrar, tengo que decir que tampoco se están produciendo grandes problemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios