La concreción del sistema impide un acuerdo sobre financiación

  • Los posibles nuevos impuestos y la financiación municipal frustran el consenso del PP con PSOE e IU en el Parlamento andaluz.

Las garantías para aplicar el futuro modelo de financiación autonómica, especialmente sobre los fondos de Suficiencia Financiera y de Compensación Interterritorial, los "posibles" nuevos impuestos y la financiación local han impedido, de momento, que el PP llegue a una un acuerdo global con el PSOE e IU.

El desacuerdo global entre socialistas y populares, constatado en debate general del Parlamento sobre financiación autonómica y local, incide en las diferencias mostradas por ambos partidos durante las semanas que llevan negociando en los denominados "contactos reservados".

Aun así, todo está abierto para la sesión de mañana en la que se votarán las 58 propuestas de resolución de los tres grupos (16 del PSOE; 13 del PP y 29 de IU) en un atípico formato de debate pensado en "aras al consenso", de hecho tienen previsto pactar la mitad de propuestas del PP, aunque seguirán negociando hasta última hora.

El debate lo abrió el Consejo de Gobierno a través del consejero andaluz de Economía, José Antonio Griñán, quien ha abogado por resolver el "gran desequilibrio existente" entre la capacidad financiera de la administración general del Estado y de las administraciones territoriales mediante una reforma simultánea de ambos sistemas.

El consejero ha justificado el modelo andaluz, presentado en el año 2006, en la necesidad de corregir el actual sistema con una reordenación de las necesidades de financiación de las distintas administraciones públicas que incluya una mayor claridad normativa en la atribución de las competencias respectivas y una mayor asignación de recursos propios para las comunidades.

Además, ha abogado por aumentar el equilibrio en la financiación de las distintas comunidades con una mayor capacidad de adaptación a los cambios de población.

Ha defendido la posibilidad de que, partiendo del criterio de población, se puedan ponderar ciertas materias, como la sanidad, los servicios sociales y la educación en función de la edad, la renta relativa o el número de dependientes, entre otras cuestiones.

El diputado del PP-A, Antonio Sanz, ha comenzado su intervención aseverando: "No ha podido ser; no hay acuerdo global, pero queda tiempo para alcanzarlo. Podrá ser parcial para reforzar la posición de Andalucía" en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

El popular ha situado los puntos de acuerdo en el actual sistema, vigente desde 2001, y en el Estatuto, pero ha dicho que su partido "no puede dar un cheque en blanco", por lo que ha exigido garantías "suficientes y concreción" en los plazos.

Las diferencias se centran en la dotación del Fondo de Suficiencia Financiera y del Fondo de Compensación Interterritorial, aunque el PP rechaza también que la Junta vaya "aplicar nuevos impuestos (ecológico, sobre el agua y actividad turística) y la posibilidad de incrementar otros existentes.

A estas, se suman un problema de plazos sobre la presentación de la futura ley de participación de los ayuntamientos en los ingresos de la comunidad.

Pedro Vaquero, de IU, ha constatado sus coincidencias con los planteamientos del Gobierno andaluz en la financiación autonómica sobre los criterios del Estatuto, aunque discrepa en los tiempos para resolver la "asfixia" económica de los ayuntamiento, que para la coalición debería solucionarse en los presupuesto de 2009.

Manuel Gracia, portavoz socialista, ha insistido en que la "hoja de ruta" del acuerdo está en el Estatuto que apoyaron las tres formaciones y ha negado que las diferencias del PP "sean reales". "Estamos de acuerdo en aumentar el Fondo de Suficiencia y así va a ser, como se incrementará el FCI, aunque con una fórmula distinta", ha indicado.

El problema, según Gracia, es que tanto en estos aspectos como en la Financiación Local Javier Arenas (vicesecretario de Política Local y Autonómica a nivel nacional) quiere "ganar tiempo" para consensuarlo con los presidente de comunidades del PP, por lo que opinó que le "falta" coraje político para llegar a un acuerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios