La precampaña Polémica negociación del cara a cara entre los líderes de los dos partidos mayoritarios

La campaña electoral arranca con el debate Chaves-Arenas en el aire

  • Los populares "congelan" de manera unilateral la negociación al no querer admitir "imposiciones inaceptables", como su celebración en Canal Sur · Los socialistas critican su estrategia de "tensionar"

Comentarios 92

La tensión electoral entre el PSOE y el PP vivió ayer un nuevo episodio en el serial de la negociación del cara a cara entre sus candidatos, Manuel Chaves y Javier Arenas. En la víspera de la pegada de carteles, donde ya las agendas de campaña deben estar más que perfiladas, siguió sin despejarse qué pasará con la cita televisiva fijada para el próximo 2 de marzo. En esta ocasión, el capítulo estuvo protagonizado por el PP, que dio por "congeladas" las conversaciones en lo concerniente a la cadena que deberá celebrarlo y emitirlo.

Los populares insistieron en que el canal autonómico no es el más idóneo para el enfrentamiento por su "falta de neutralidad", ofreciendo como alternativa la Academia de Televisión, encargada de la retransmisión del duelo entre Rodríguez Zapatero y Rajoy. La propuesta fue defendida por Arenas, quien la sustentó en que la Academia es de carácter nacional, de ahí que planteara remitir una misiva solicitando la organización del debate y a lo que el PSOE se negó. Un gesto que el líder popular achacó a que algunos dirigentes socialistas se quieren "refugiar" en Canal Sur, incluso en contra del propio Chaves, del que recordó que llegó a aceptar la posibilidad de un lugar "neutral". Ante estas circunstancias, advirtió que el PP no admitirá "imposiciones inaceptables".

Sin embargo, esta actitud no hizo retroceder un ápice a los socialistas, que siguen instalados en la misma tesis desde el principio: la única cadena viable es RTVA, tanto por criterios de audiencia como por su independencia -el Consejo de Redacción de Canal Sur criticó que se dude de su "imparcialidad"- y por su "trayectoria impecable" en los debates que vienen retransmitiéndose en las distintas convocatorias electorales celebradas. Con este planteamiento, ni tiene cabida la opción de la Academia ni tampoco la de TVE, que ya fue rechazada en noviembre, como recordó el secretario de Comunicación del PSOE, Miguel Ángel Vázquez, "por carecer de infraestructura regional y tan sólo veinte minutos diarios de emisión". "Por eso, la mejor opción es la única televisión pública con competencia para hacerlo: Canal Sur", subrayó.

De este nuevo tropiezo, la única lectura válida para Vázquez es que, tras este cese "unilateral" de las conversaciones decretado por el PP, lo que hay es una estrategia por "tensionar" la campaña. Aún así, este clima no menoscabó la voluntad de las direcciones de sendos partidos por alcanzar en los próximos días un acuerdo.

Aunque el debate televisivo a dos y a cuatro serán puntos culmen de la campaña, ésta será algo más -los cuatro partidos mayoritarios se gastarán 10,2 millones de euros-. Mítines, actos y reuniones se sucederán en los próximos quince días y a lo largo de 26.800 kilómetros que se recorrerán tras la pegada de carteles de esta noche, que llevará a Huelva al candidato de IU, Diego Valderas, a Écija, al andalucista Julián Álvarez, mientras en Cádiz se repartirán la cuota de atención electoral Chaves y Arenas, este último respaldado por Rajoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios