Zarrías respeta la decisión de Aragón de recurrir el decreto en defensa sus intereses

  • Aragón argumenta que el decreto-ley establece el final de su vigencia en el caso de que se haya superado la situación de emergencia, algo que ya ha sucedido tras las últimas lluvias

El vicepresidente primero andaluz, Gaspar Zarrías, mostró hoy su respeto a la decisión de Aragón de recurrir el decreto de abastecimiento a Barcelona, que prevé la ampliación del minitrasvase del Ebro desde Tarragona hasta la ciudad condal, "en defensa de lo que entiende que son sus derechos".

Gaspar Zarrías, de viaje en Zaragoza, se limitó a recordar la posición del Gobierno de Andalucía respecto al trasvase del Ebro, que es "clara" y respaldada por el Parlamento andaluz y que se basa en el "alto porcentaje de inviabilidad" de un proyecto de esas características.

En ese caso, el agua que pudiera llegar a Almería desde el Ebro, si siguiera vigente el trasvase que preveía el Plan Hidrológico Nacional de José María Aznar, habría llegado "más tarde y a muchísimo mayor coste" que la que ya llega con la desalación, y no sólo a Almería, sino también a Málaga.

En la rueda de prensa convocada con motivo de esta visita institucional, el consejero de Presidencia del Gobierno aragonés, Javier Velasco, ha pedido la derogación porque, "con la ley en la mano", este decreto-ley está superado.

El principal argumento que usa el Gobierno de Aragón para pedir la anulación del decreto-ley es que el propio texto, en su disposición final tercera, establece el final de su vigencia en el caso de dos supuestos: la entrada en servicio de la desaladora de Barcelona o que se haya superado la situación de emergencia, algo que ya ha sucedido tras las últimas lluvias.

Velasco, en una rueda de prensa convocada con motivo de la visita a Zaragoza del vicepresidente primero de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, explicó que los requerimientos oficiales al Gobierno central para que anule el decreto y a la Generalitat de Cataluña para que declare que se ha superado la Situación de Excepcionalidad II en Barcelona ya han sido enviados.

La petición aragonesa, dijo, está acompañada con "datos rigurosamente documentados" y ahora el Ministerio de Medio Ambiente debe analizarlos para tomar una decisión "importante" como es la anulación de un decreto-ley.

Así, antes de pronunciarse el Gobierno central deberá "analizar y contrastar" todos los elementos proporcionados por el Ejecutivo aragonés que, no obstante, está "convencido" de que tiene la razón.

Hay cosas "difíciles" de justificar, pero en este caso se está hablando de datos y de hectómetros cúbicos.

En el decreto, recordó, se habla de un caudal determinado a transferir, que es de 40 hectómetros cúbicos, pero las últimas lluvias han incrementado la reserva de los pantanos del sistema de las Cuencas Internas de Cataluña en 60 hectómetros cúbicos, más que lo que estaba previsto trasvasar, con lo que parece claro que ya no existe emergencia.

Velasco reconoció que Cataluña no está en una situación "cómoda", pero con medidas racionales de ahorro "no hay riesgo" para el abastecimiento a Barcelona y su área, con lo que "con la ley en la mano" el decreto-ley "está superado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios