Vázquez Medel dimite de un Consejo Audiovisual minado por las disputas

  • El presidente del CAA abandona "ante la imposibilidad de poder desarrollar el proyecto para el que fui llamado" · El catedrático de Comunicación se reunió con Manuel Chaves antes de anunciar su dimisión

Comentarios 6

El Parlamento andaluz tendrá que elegir a corto plazo no sólo al presidente del consejo de administración y al nuevo director de la RTVA. También deberá buscar un nuevo presidente para el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA). Por sorpresa, el titular de esta institución reguladora, Manuel Ángel Vázquez Medel, anunció ayer su dimisión tras exponer en la Cámara autonómica el informe de gestión de 2007. La razón: el "clima de enfrentamiento" interno existente en el organismo, que achacó a una "instrumentalización partidista" que lo desvirtúa y de la que responsabilizó a sus consejeros.

De su decisión nada sabían ni los miembros de su equipo ni los propios consejeros del CAA que asistieron a su comparecencia parlamentaria, salvo el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, con el que se reunió horas antes. Y esperó al último minuto de su intervención para anunciarla.

Consideró que los últimos episodios -en especial, las divergencias sobre el informe de pluralismo que reveló una presencia de Chaves en Canal Sur muy por encima del resto de líderes políticos- habían pesado lo suficiente para poner fin a su trayectoria al frente del órgano regulador, en el que dijo haber trabajado "hasta la extenuación" por el acuerdo y las "reglas del juego limpio". Pero siendo consciente de las dificultades de esta última etapa, marcada por "ataques injustos y desmesurados" hacia él, entendió que su dimisión "irrevocable" era la mejor salida.

Previamente a su renuncia, Vázquez Medel dejó en el aire duras críticas para los diez consejeros. Contrapuso su voluntad de mantener al Consejo al margen de las injerencias políticas, económicas y mediáticas a la actitud de sus miembros, a quienes acusó de rendirse a los intereses de quienes les eligieron, llegándose a definir a sí mismos como "consejeros del partido X o del partido Y". Ahondó en esta brecha, recordando que nunca estuvo al frente del CAA "para dar puñaladas traperas ni guardar las espaldas a nadie" y que siempre mantuvo la independencia, a lo que apostilló que "si alguien no lo ha hecho es su problema".

Pese a admitir que "valió la pena intentarlo", Vázquez Medel dijo querer irse con la "dignidad intacta" y por eso sentenció que era "el momento de decir adiós" y retornar a su actividad docente en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, donde anunció que seguirá trabajando "por una comunicación y sociedad mejores, más justas, más dignas más libres y plurales".

La renuncia de Váquez Medel, que se produce justo en el ecuador de su mandato de cinco años, fue bien recibida por algunos de los consejeros del PSOE asistentes, que si bien no ocultaron su estupor tampoco escondieron cierta satisfacción, a tenor de las disputas mantenidas con él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios