Varios vecinos retienen a un atracador en pleno asalto a una sucursal en Granada

  • El detenido atracó la oficina bancaria con un arma falsa de balines de plástico

Un hombre de mediana edad no pudo marcharse ayer, botín en mano, tras atracar una sucursal de Caja Granada en el municipio de Alfacar. Varios clientes y empleados de la oficina lograron retener al atracador cuando éste salía del lugar.

La Policía Local de Alfácar recibió a las 11:40 de ayer una llamada en la que se les informaba de que se estaba produciendo el atraco. Un hombre disfrazado con una peluca y gafas oscuras logró que los empleados de la sucursal, tras amenazarlos con un arma de fuego que resultó ser una pistola falsa de balines de plástico, le entregaran unos mil euros.

Cuando el atracador salió a la calle con el botín, varios vecinos y trabajadores de la entidad consiguieron reducirlo, tras lo cual avisaron a las fuerzas de seguridad, que lo detuvieron y lo trasladaron a las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil. Y el dinero sustraído volvió de inmediato a la caja.

Fuentes de la Guardia Civil indicaron que el detenido es un vecino de Pinos Puente, de unos 32 años, y que "posee bastantes antecedentes". Los agentes investigan, además, si pudiera estar implicado en otros robos.

Uno de los policías locales que acudió al lugar del suceso destacó "la valentía de los vecinos, que actuaron sin saber que se trataba de un arma de pega". Mientras, el alcalde José Manuel Rubio agradecía la colaboración ciudadana. Numerosos vecinos de la localidad se agolparon a la puerta de la sucursal ante la gran presencia policial en la zona. Algunos de ellos increparon al detenido cuando fue introducido en el vehículo de la Guardia Civil, que se ha hecho cargo del caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios