En la Sierra con una pierna rota

  • Un montañero británico perdido desde el domingo regresa herido tras intentar subir al Mulhacén

Un restaurante de Güéjar Sierra, a la hora de comer. Más concretamente, sobre las 14:30 de ayer. Un hombre entra renqueante en el establecimiento. Desde allí, se llamó a la Guardia Civil, que lo llevaba buscando desde el pasado domingo, desde que desapareció en un intento de abordar el Mulhacén en solitario. El montañero, de nacionalidad inglesa, cojeaba por un motivo lógico: se había partido una pierna.

La voz de alarma la había dado la mujer del desaparecido. El hombre, de 44 años e identificado con las iniciales S.M.I., había partido de Pradollano, en Sierra Nevada, con la intención de coronar el Mulhacén y regresar ese mismo día al hotel donde se hospedaba su esposa. El inglés, un experto montañero en palabras de su compañera sentimental, inició su expedición, según confirmó su esposa a la Guardia Civil, provisto de agua, comida y ropa de abrigo. Pero no llevaba ni teléfono ni crampones, según indicaron fuentes del Instituto Armado.

Llegó el lunes, pero el montañero no apareció en el hotel. En ese momento, su mujer decidió dar aviso al Centro de Coordinación de Emergencia de la Junta 112, que a su vez alertó a la Guardia Civil, que puso en marcha al Servicio de Rescate e Intervención en la Montaña, Sereim, para que localizase al súbdito inglés en la cordillera granadina.

Teniendo en cuenta que el lunes llegaron a soplar rachas de hasta cien kilómetros por hora que hicieron cerrar la estación de esquí de Sierra Nevada, los agentes del Sereim no pudieron hacer uso del helicóptero para la búsqueda, así que seis componentes de este cuerpo salieron el mismo lunes de Pradollano, para rastrear la ruta desde allí hasta la montaña a la que se dirigía el escalador. Sin embargo, a las 14:30 de ayer, la búsqueda se interrumpió. Desde un restaurante de Güéjar Sierra se comunicó al Instituto Armado que había aparecido un montañero con una pierna rota. La Guardia Civil se desplazó hasta el establecimiento y comprobó que se trataba del inglés desaparecido. Acto seguido, se dio aviso a los servicio sanitarios, que desplazaron al herido hasta el Hospital Clínico San Cecilio, aunque el estado del montañero no revestía gravedad según fuentes sanitarias.

Por otra parte, el mal tiempo y la escasa visibilidad condicionaron ayer la apertura de pistas en Sierra Nevada, que sólo habilitó 19,3 kilómetros de longitud esquiable y no los 38 previstos a primera hora de ayer, informaron fuentes de Cetursa, empresa gestora del espacio invernal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios