El alcalde de San Fernando se retira de la carrera por la secretaría general del PA

  • Manuel de Bernardo se suma a la candidatura de Pilar González, que competirá con el alcalde de Utrera por el liderazgo

Comentarios 10

Los tres aspirantes a la secretaría general del PA estaban ayer citados en Albolote (Granada) para presentar a su agrupación local, en vivo y en directo, sus proyectos de reflotamiento de estas siglas. Sin embargo, los militantes sólo escucharon dos propuestas. Horas antes, el alcalde de San Fernando, Manuel de Bernardo, ponía fin a su carrera por el liderazgo y anunciaba su adhesión a la que hasta entonces era una de sus contrincantes, la ex portavoz parlamentaria, Pilar González.

Con esta decisión, los andalucistas llegarán a su congreso de los días 7 y 8 de junio con dos candidaturas entre las que elegir a su nueva dirección. Y es que, desde hace tiempo, ya se daba por perdida la posibilidad de una lista única, tras el desmarque del otro candidato en liza, el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez.

Su órdago de la pasada semana, con la exhibición de sus avales al cónclave -dijo contar entonces con un 15% de los delegados- ha sido el mecanismo acelerador del proceso de unificación entre González y De Bernardo. Una coalición que entraba dentro de lo previsible, dado el alto nivel de coincidencia y sintonía entre ambos; si bien lo que empujó al alcalde isleño a competir por el liderazgo era, precisamente, convertirse en alternativa y encabezar esa lista de consenso que aunara las sensibilidades cercanas a la ex portavoz parlamentaria y Jiménez.

Pero la aritmética, amén de la afán por la "unidad interna" y la necesidad de un líder con dedicación exclusiva al partido, finalmente se impusieron en la decisión de dar un "paso atrás" de De Bernardo. Sus avales, cercanos al 30%, unidos a los ya recabados por González, podrían desbancar al alcalde de Utrera en sus pretensiones. Manuel de Bernardo entendió que tras intentar "por activa y por pasiva" la fusión de las tres corrientes era el momento de tomar un nuevo rumbo, y después de observar que "el sentir mayoritario del partido está con Pilar (González)", optó por sumarse a su corriente.

Este gesto fue apreciado por la ex portavoz, que no dudó en calificar de "gran noticia" la decisión de su adversario, al que agradeció no sólo su apoyo, sino su voluntad por sumar y "agrandar el proyecto". "Cuento con él en el puesto que él quiera y donde crea que mejor puede contribuir", afirmó la ex parlamentaria, que alabó el sentido de la "responsabilidad" y la "lealtad" para con el andalucista de quien perfiló ya como una pieza clave para su futura dirección en caso de salir victoriosos.

Sin embargo, la formación del tándem González-De Bernardo no quiso ser excluyente y, de nuevo, ayer intentaron en vano tender la mano al regidor utrerano. La respuesta de Francisco Jiménez no fue más que reafirmarse en sus tesis de la conveniencia de capitanear el partido desde la solvencia y la plataforma que da estar en el gobierno de un ayuntamiento. No obstante, con anterioridad, ya había manifestado que no quería formar parte del proyecto continuista que representa González, que ha sido mano derecha de la dirección que aún ostenta Julián Álvarez.

"Sigo y seguiré trabajando por conseguir el mayor número de apoyos y lo mejor para el andalucismo", advirtió Jiménez, que insistió en que su "modelo" de partido es algo más que una simple llamada a la unidad. "Se trata de esperanza, ilusión y transformar desde abajo el partido para que sea más democrático", argumentó, mientras rehuía hacer valoración alguna de la integración de sus dos compañeros de la que sólo dijo: "Se veía venir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios