Rincón de la Victoria eliminará las comuniones civiles

La nueva corporación de Rincón de la Victoria acabará con la posibilidad de que en el Ayuntamiento se celebren comuniones civiles. Si bien, no tuvieron mucho éxito entre los vecinos, el concepto impactó en la sociedad española que durante días fue debate en tertulias mediáticas y en corrillos familiares o de amigos. Tampoco se permitirán los bautizos civiles como incluía la ordenanza fiscal que establecía las tasas para cada una de estas actividades. Francisco Salado (PP), que accedió a la Alcaldía en junio tras una moción de censura apoyado por el PA y Ciudadanos, ha decidido suprimirlos.

"Vamos a eliminarlas de la ordenanza junto a los bautizos, de forma que cuando nos lo soliciten diremos que aquí no se prestan. No creemos en ello, y aunque respetamos que al anterior equipo de gobierno (PSOE, Ahora Rincón, Izquierda Unida y PA) introdujera esta figura nosotros nunca lo entendimos", manifestó el regidor, quien ya entonces calificó la iniciativa de esperpéntica. "Fue un ataque claramente a la Iglesia católica. Buscaron la confrontación y los problemas donde no los había. Son sacramentos religiosos, y lo que ellos incluyeron en la ordenanza era una invención. Que lo hagan en sus partidos pero no en una institución tan respetable como un ayuntamiento", reflexionó Salado para quien "el grado de crispación" que llevó aparejada la iniciativa "no mereció la pena".

La modificación de la ordenanza fiscal que incluía la celebración de bautizos y comuniones civiles y otras celebraciones fue aprobada en octubre de 2015. Desde entonces, sólo se han celebrado siete comuniones y tres bautizos civiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios