La Policía estima en 250 millones la estafa por los falsos premios en Málaga

  • Una falsa promoción turística era el supuesto gancho para las 1.500 víctimas detectadas

Comentarios 6

La red de estafadores nigerianos desarticulada el pasado miércoles en Málaga durante una macrooperación policial en la que participaron cerca de 300 agentes, y que se saldó con 53 detenidos, utilizaba como gancho para captar a su víctimas un supuesto premio de lotería que se enmarcaba dentro de una campaña de promoción turística. Los investigadores estiman que el fraude real podría superar los 250 millones de euros, ya que los arrestados enviaban 25.000 cartas diarias, principalmente a países exportadores de turistas, como son los nórdicos, otros de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos. Entre las 1.500 víctimas detectadas hasta ahora no hay ningún español.

En los 62 registros efectuados por los agentes se han incautado 100.000 misivas, de las que 30.000 ya tenían destinatario para ser enviadas. A través de ellas se perpetraría el fraude, conocido como lotería nigeriana o cartas nigerianas. Tratando de hacer creer a la víctima potencial que ha sido agraciado con un premio de lotería, les solicitaban diversas cantidades de dinero en conceptos de impuestos, seguros o trámites administrativos.

Uno de los aspectos más curiosos detectado en esta operación es que los estafadores utilizaban como tapadera del fraude un falso premio de lotería relacionado con una promoción turística española. En la notificación final a los destinatarios se les informaba de que habían sido agraciados y que iban a percibir 785.510 euros.

El documento señalaba que la víctima había sido seleccionada con "un sistema informático a partir de 19.000.000 nombres obtenidos de la base de datos internacional como parte de nuestro programa global con la intención de promocionar el turismo español". Para evitar que los escépticos pudiesen acudir a la Policía les advertían que no hiciesen público el sorteo hasta que la solicitud se hubiese sido procesada, argumentando que así evitarían que "otra persona se aproveche de la situación y reclame su premio". Además, dotaban a los documentos de cierto halo de legalidad falsificando sellos de organismos oficiales

Una portavoz policial informó ayer en rueda de prensa de que los arrestados están acusados de delitos de estafa, falsificación de documentos, asociación ilícita y estancia irregular en el país.

Los delincuentes emitían diariamente 25.000 cartas y, durante el año que han sido investigados, se calcula que el número de afectados es de 1.500, a los que habrían defraudado 27 millones de euros. No obstante, la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil informó ayer de que "la cantidad real alcanzará los 250 millones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios