La Policía confirma las amenazas de la asociación Fara a Pérez Saldaña

  • El ex consejero de Asuntos Sociales denunció un allanamiento de morada · Continúa el juicio contra la asociación gitana por desviar fondos públicos

La Audiencia Provincial de Málaga reanudó ayer la causa que se sigue contra la Federación Andaluza de Asociaciones Romaníes (FARA), acusada de desviar para uso particular 1,2 millones de euros procedentes de subvenciones autonómicas y del Gobierno para la promoción y alfabetización del pueblo gitano. La Fiscalía pide para los 15 acusados un total de 88 años de cárcel.

El que fuera inspector de delitos económicos de la Policía Nacional cuando ocurrieron los hechos expuso ayer en el tribunal que el entonces consejero de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía, Isaías Pérez Saldaña, había transmitido a los agentes que lo visitaron que estaba siendo objeto de amenazas por parte de la cúpula de FARA.

"Les dijo que estaba muy asustado, que había recibido serias amenazas" y que habían entrado en su casa dejándole todas las cosas de valor encima de la cama. Respecto a las amenazas al ex consejero de Asuntos Sociales, la Fiscalía entiende en su escrito acusatorio que Pérez Saldaña "fue presionado fuertemente con el anuncio de manifestaciones de la etnia gitana", que hubo un robo en su domicilio y llamadas telefónicas anónimas en las que le advertían que tuviera cuidado. El ex consejero declarará por estas amenazas ante el tribunal el próximo 19 de mayo.

Los abogados defensores intentan invalidar las pruebas de cargo de sus clientes a través de las escuchas telefónicas que fueron sido anuladas ya por la Audiencia malagueña el año pasado. Frente a esta estrategia, los agentes que investigaron el caso insistieron ayer en que consiguieron las pruebas contra la organización gitana antes de contar con las escuchas telefónicas. Además, informaron ante el tribunal que recibieron anónimos que constataron el presunto desvío de dinero. La Fiscalía también defiende que los investigadores consiguieron recabar suficiente documentación que demuestra que se hicieron numerosos trasvases de dinero de FARA a otras cuentas. Además, uno de los inspectores de Policía subrayó que con el dinero de las subvenciones se hacían préstamos a familiares y amigos de la directiva de FARA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios