El PSOE rescata el discurso del andalucismo para su congreso

  • El PA ultima la ponencia para su cónclave y sigue sin avanzar el diálogo para la candidatura única

El único trasvase en el que hasta ahora PSOE y PP están de acuerdo es el de intentar absorber los votos andalucistas para así aumentar el caudal de sus siglas. Ya en la pasada campaña electoral lanzaron su primera ofensiva. Unos se definieron como "el partido más andalucista", los otros acuñaron el término del "andalucismo español". Pero tras los resultados electorales, que inclinaron la balanza de la fallida unión temporal de PA y PSA bajo la fórmula de Coalición Andalucista a favor del PP, los socialistas han decidido dar un paso más en su táctica. El presidente andaluz y secretario general del PSOE-A, Manuel Chaves, anunció ayer que para ser la fuerza "más andalucista" tienen que enarbolar la bandera y "reforzar" la figura del padre de la patria andaluza, Blas Infante. Unos principios que no son sólo un discurso, sino que forman parte de la ponencia marco del PSOE-A para su congreso regional de julio bajo la definición de "andalucismo reformador".

Y mientras los dos grandes partidos se disputan esta cantera electoral, los andalucistas intentan ir dando forma a un cónclave para su unidad interna pero sin avanzar en lo más importante: la candidatura única a la secretaría general. Las negociaciones entre los tres aspirantes continúan. Dos con más afinidad, la ex portavoz parlamentaria Pilar González y el alcalde de San Fernando, Manuel de Bernardo, y un tercero con menos, el alcalde de Utrera, Francisco Jiménez, aunque desde el primer sector se confía en que el diálogo llegue a buen puerto con una nueva dirección de consenso.

Sin embargo, esta circunstancia de vacío de liderazgo no está frenando el debate interno, que superó ayer una primera etapa con el fin del plazo para la presentación de las enmiendas a la ponencia marco -el documento final estará listo la semana próxima-, que incluye puntos de discusión tan importantes como la reestructuración y la continuidad de su proyecto bajo las siglas del PA o con un nuevo nombre.

Lo que sí tienen claro en el PA, a la vista del interés que despiertan en PP y PSOE, es que tiene espacio político y que deben recuperarlo "desde la marginación y luchando para no ser marginales". "Algo tendremos cuando todos quieren esa etiqueta", apuntan fuentes andalucistas, que recuerdan que lo que les diferencia es que mientras ellos llevan "el andalucismo como nombre, PP y PSOE lo buscan como apellido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios