El PSOE rechaza debatir la financiación autonómica y la local a la vez

  • Pizarro dice que la negociación no le corresponde a la Junta, sino al Gobierno y a la FEMP

La legislatura del consenso que preconiza el PSOE ya está está marcando la agenda política. Las dos primeras citas para la unanimidad serán la elección del director de la RTVA y la financiación autonómica. En ambos casos, el PSOE-A confía en solucionarlos antes de fin de año, aunque con algún matiz temporal. Para la dirección del ente público, quiere tenerlo resuelto "cuanto antes", preferiblemente, en este periodo de sesiones. Y en financiación, pese al límite del 9 de agosto fijado en el Estatuto catalán, no hay tanta prisa, tal y como ayer trasladó el secretario de Organización del PSOE-A, Luis Pizarro, que, además, desvinculó este debate de la financiación local.

Y es que pese a las "coincidencias importantes" con PP e IU, existe este punto de discrepancia. El PSOE no está por simultanear la financiación autonómica y la local, por no ser ésta competencia de las comunidades autónomas, sino del Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias.

Aún así, sus expectativas para el acuerdo, sobre todo, con el PP, no merman, sosteniéndolas en el "paso positivo" del reciente acuerdo alcanzado para la presidencia del consejo de administración de la RTVA. Un pacto que, según Pizarro, no será necesario para la elección del nuevo presidente del Consejo Audiovisual de Andalucía, cuyo nombramiento corresponde al PSOE, y en el que dijo que no cabrá la "obstrucción" de los dos partidos de la oposición.

Otra de las citas del calendario del consenso será el 20 de septiembre cuando, de acuerdo con el nuevo Estatuto, deberá estar cuantificada la deuda histórica. El tiempo corre y el PSOE, que ya tiene su cifra, apremia a PP e IU para que planteen la suya e iniciar ya el debate parlamentario.

Para ello, según Pizarro, es necesario que ambos den a conocer ya los servicios, criterios y el periodo que les ha llevado a estipular que el dinero que adeuda el Gobierno a Andalucía son 3.500 y 7.500 millones, respectivamente. Sólo así podrá abordarse el "ajuste serio y objetivo" de la deuda histórica, que Pizarro confió en que acabe en acuerdo, ya que "sería bueno para tener una posición más fuerte en la negociación con el Gobierno", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios