El PP quiere reformas profundas en Andalucía y acabar con la "dialéctica del carné" del PSOE

  • Arenas dice que el "voto útil" es su partido por ser la alternativa para un "cambio" político

Comentarios 4

La ruptura del clientelismo es una de las señas de identidad con las que el PP quiere presentarse en esta campaña electoral y reforzar su imagen de "alternativa" política al PSOE y a sus 25 años en el poder en Andalucía. El candidato popular a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, anunció ayer, en el transcurso del foro político organizado por la Asociación de la Prensa de Sevilla con los aspirantes a dirigir el Gobierno andaluz, que uno de sus compromisos será poner fin a la "dialéctica del carné" instaurada por el PSOE para "beneficiar a algunos" y sustituirla por los principios del "mérito y el esfuerzo" y que el único documento para lograr algo sea el "documento nacional de identidad".

Esta será, además, una de las bases con la que dijo no querer pedir el voto, pero sí la "confianza" para un "cambio de rumbo" que permita una "reforma profunda" de Andalucía en la que tengan cabida el pleno empleo y el "liderazgo" económico y político. De ahí que ensalzara al PP como el "único voto útil" posible porque, frente al "continuismo" del PSOE, su partido ofrece el "cambio".

Desde la perspectiva de una campaña "positiva, constructiva y moderada" y que fomente la participación, Arenas confió en que se dé el "trasvase" de votos del PSOE y de Coalición Andalucista que auguran las encuestas y que sea el suficiente para auparles al Gobierno. Una expectativa que concibió en solitario y sin necesidad del apoyo de partido ninguno -desdeñando la fórmula del gobierno de concentración de Coalición Andalucista-, lo que le llevó a invitar al PSOE a que siga su ejemplo y se comprometa a que gobierne la lista más votada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios