Nuclear, la energía que divide

  • La obtención de energía a partir del uranio continúa siendo polémica: sus defensores argumentan que se trata de una fuente limpia frente a quienes esgrimen los riesgos que implican estas centrales

Comentarios 25

El presidente andaluz, Manuel Chaves, tiene ganas de reabrir el debate sobre la energía nuclear en España. Así lo expuso la tarde del lunes a la ejecutiva federal socialista reunida en Madrid, proponiendo que se abordara el asunto en el 37 congreso del PSOE que se celebrará en julio. José Luis Rodríguez Zapatero no esperó para darle el no como respuesta, recordándole el compromiso electoral: "la sustitución gradual de la energía nuclear por energías seguras, limpias y menos costosas". El portavoz del Ejecutivo andaluz, Enrique Cervera, tras la reunión ayer del Consejo de Gobierno, eludió abordar el tema argumentando que no trató el asunto con Chaves.

Lo cierto es que la apuesta energética de la Junta hasta la fecha se ha basado en el desarrollo de las energías renovables, entendiéndolas como uno de los pilares del desarrollo tecnológico andaluz y de su estrategia contra el cambio climático. Mientras, Andalucía también paga su factura por las centrales nucleares españolas con el cementerio de residuos de baja intensidad de El Cabril, que acaba de ampliarse.

No es Manuel Chaves el primer dirigente que desde la izquierda aborda la necesidad de replantear el debate sobre las nucleares, antes lo hicieron Felipe González o el sindicalista José María Fidalgo. Sus argumentos se basan en que con la nuclear España reduciría su dependencia de un petróleo cada vez más caro, al tiempo que bajarían las emisiones de CO2. Son tesis repetidas con insistencia por los defensores de esta energía, aunque desde el otro lado se recuerda que el uranio es caro y aporta más riesgos que beneficios. Todo esto en un panorama europeo donde Francia, Reino Unido o Finlandia apuestan por desarrollar esta energía, frente a Alemania, que continúa con su política de cierre de sus centrales.

-¿Necesita Andalucía una central nuclear?

-Daría independencia energética y pasar a ser exportadores de energía. Andalucía tendría la posibilidad de situarse a la cabeza de una tecnología de futuro innegable y contribuir mucho menos al cambio climático.

-¿Y por qué no recurrir a las renovables?

-Las renovables son caras, ineficientes y limitadas. Algunas de ellas, como la eólica, aparte de subvenciones, no producen nada estable. Si éstas superaran un cierto umbral harían inestable a la red eléctrica.

-¿Qué hacer con los residuos radioactivos?

-Los residuos radiactivos son peligrosos y duran miles de años, al igual que los que lanzamos a la atmósfera. Pero los radioactivos tienen la ventaja de que quedan localizados y no esparcidos por todo el planeta. Además, se entrevé una tecnología que permitiría eliminarlos por transmutación.

-¿Convencería a una localidad para tener en su suelo una central nuclear?

-El último incidente en Ascó fue simultáneo a una contaminación por insecticida empleado imprudentemente en Córdoba y en el que murieron dos niñas. Esa desgracia supuso más víctimas que las provocadas en treinta años por las centrales nucleares.

-¿Necesita Andalucía una central nuclear?

-Para nada. Andalucía ni necesita ni puede levantar una central nuclear

-¿Qué impide la construcción de estas centrales aquí?

-Por una cuestión geológica, hay un riesgo muy importante de seísmos.

-Pero la energía nuclear permitiría disminuir la dependencia del petróleo.

-Los coches no se mueven con energía nuclear y para el sistema eléctrico andaluz estas centrales no aportan actualmente nada. Andalucía lo que necesita es un sistema basado en las energías renovables coherente, en el que se defienda un uso racional y descentralizado, que la energía se produzca allí donde se consume.

-¿Qué dice a los que dudan de la eficiencia de las renovables?

-Que no saben lo que dicen. La solar acaba de empezar y la eólica, en apenas diez años ya hay días en los que la supone un tercio del sistema eléctrico español.

-¿Por qué su no a la nuclear?

-Hay que aclarar que no hay suficientes recursos de uranio como para abastecer todo el sistema eléctrico y sigue sin resolverse el problema de los residuos. Por último, y lo que más me preocupa, es una energía que genera un riesgo extraordinario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios