Salud

Una heroína antes de nacer

  • Nace en el Virgen del Rocío el tercer bebé sano que permitirá salvar a su hermano, que padece una grave enfermedad hematológica y hereditaria.

  • Es el cuarto caso en España.

Comentarios 2

Ella no lo sabe aún pero, incluso antes de ver la luz, ya era una heroína no sólo para sus padres, sino también para la medicina andaluza. La cesárea estaba programada para el miércoles 11 de octubre. El doctor Guillermo Antiñolo no quería que su madre se pusiera de parto "en cualquier sitio" y no pudieran extraer con éxito el cordón umbilical, la única esperanza para su hermano, un niño de 10 años que padece una grave enfermedad hematológica y hereditaria.

María (nombre ficticio) es el tercer bebé que nace en Andalucía, y el cuarto en España, libre de una enfermedad genética y compatible 100% desde el punto de vista inmunológico con su hermano. Su cordón umbilical ha quedado almacenado en el Banco de Cordón Umbilical del sistema sanitario público andaluz, ubicado en el Centro de Transfusiones Sanguíneas de Málaga, donde permanecerá hasta que pueda requerirse para un trasplante de progenitores hematopoyéticos de empeorar el pronóstico de su hermano.

La recién nacida "ha devuelto la esperanza a sus padres", aunque "aún queda un largo camino hasta completar esta felicidad", que llegará cuando el hijo mayor logre estar curado, indicó este viernes la consejera de Salud, Marina Álvarez, que compareció en rueda de prensa junto a la directora gerente de Hospital Virgen del Rocío, Nieves Romero, y el equipo médico que ha hecho posible este nuevo logro de la sanidad pública andaluza, liderado por Guillermo Antiñolo, director de la Unidad de Genética, Reproducción y Medicina Fetal. En el acto no estuvo presente la familia de la pequeña, como sí ocurrió en los dos casos anteriores, ya que prefiere mantenerse en el anonimato.

María nació el miércoles en el Hospital Virgen del Rocío y tiene un perfil de histocompatibilidad (HLA) idéntico al de su hermano, lo que la convierte en la donante idónea para éste, al tener el mismo tipo de grupo sanguíneo y el mismo sistema de defensas, lo que reduce al mínimo las posibilidades de rechazo del trasplante de médula. Antiñolo explicó que, según la evidencia científica disponible en estos momentos, un trasplante de sangre de cordón umbilical de estas características es la mejor opción terapéutica para la grave y rara enfermedad hematológica que tiene el hijo mayor de esta familia, el síndrome Shwachman-Diamond. Se trata de "una enfermedad hereditaria, rara y que afecta a las células madre de la sangre, que con el tiempo generan un fallo de los componentes de la sangre, glóbulos rojos, blancos y plaquetas", indicó el doctor.

Fuente: Hospital Virgen del Rocío. Gráfico: Departamento de Infografía Fuente: Hospital Virgen del Rocío. Gráfico:  Departamento de Infografía

Fuente: Hospital Virgen del Rocío. Gráfico: Departamento de Infografía

El procedimiento que hace posible el nacimiento de un niño sano consiste en la realización de un análisis genético a preembriones obtenidos por técnicas de fecundación in vitro antes de ser transferidos al útero de la madre, lo que permite seleccionar aquellos libres de la carga genética asociada a determinadas enfermedades. En el caso de la pequeña María, también se buscaba que su HLA fuera idéntico al de su hermano. "Es extraordinariamente difícil encontrar en los bancos una médula compatible al 100%", afirmó el doctor Antiñolo.

"Durante el embarazo siempre estás preocupado. Vives el embarazo junto a los padres y hasta que no haces la cesárea y extraes de manera segura el cordón no respiras", reconoció el médico. "Son muchas emociones y sensaciones. Esto sólo se puede vivir, no puedes contarlo".

Los profesionales que han participado en el hito sanitario en el Virgen del Rocío Los profesionales que han participado en el hito sanitario en el Virgen del Rocío

Los profesionales que han participado en el hito sanitario en el Virgen del Rocío / José Ángel García

El objetivo final es poder curar al hermano de María. Sólo hay un precedente a nivel internacional del futuro trasplante que se le va a realizar al pequeño de 10 años, por lo que si la intervención se realiza con éxito, sería el segundo caso en el mundo en el que un paciente afectado por el síndrome Shwachman-Diamond se cura con un trasplante de cordón umbilical de un hermano HLA compatible tras la aplicación del Diagnóstico Genético Preimplantatorio.

Antiñolo aclaró que aún se desconoce cuándo será el trasplante, porque "cada enfermedad tiene un tiempo y una indicación, pero sí sabemos que los trasplantes de idénticos HLA son la mejor opción, casi la única en este tipo de enfermedades para tener un éxito asegurado". El doctor aseguró que el equipo médico encargado de este caso "es excepcionalmente bueno, probablemente el mejor de España y uno de los mejores de Europa".

A los tres bebés medicamentos se suman otros 72 libres de enfermedades genéticas

"Es un orgullo trabajar para el sistema sanitario público de Andalucía, que permite que podamos hacer estas cosas de forma accesible para todos", afirmó Antiñolo. El equipo médico que dirige ha tratado a diez parejas que deseaban tener un hijo terapéutico para salvar a otro mayor, y tres de ellas tienen un hijo sano en casa. "Somos un equipos que trabaja y consigue resultados", añadió. Y "al margen de lo llamativo que pueda parecer este tratamiento, es que además tratamos de llevarlo al máximo de personas posibles. Un 30% de éxito en este tipo de tratamientos es un éxito altísimo".

La consejera de Salud, Marina Álvarez, recordó que Andalucía fue la primera comunidad en incorporar el Diagnóstico Genético Preimplantatorio a la sanidad pública en España en 2005, "en una apuesta por acercar los tratamientos más vanguardistas y avanzados a la sanidad pública para un grupo de familias que querían tener hijos pero que tenían el riesgo de transmitir graves enfermedades a sus hijos".

Diez parejas han intentado de tener un hijo sano y compatible y tres lo han conseguido

La aprobación en 2006 de la Ley de Reproducción Humana Asistida dio luz verde al uso del Diagnóstico Genético Preimplantatorio con fin terapéutico, es decir, para que el nacimiento de un bebé libre de enfermedad hereditaria pudiera salvar a un hermano enfermo. "El procedimiento es mucho más complejo y las posibilidades de éxito se reducen, ya que tiene que garantizarse mediante complejas técnicas de análisis genético molecular que el preembrión es compatible 100% para un futuro trasplante. De lo contrario, el trasplante no podría llevarse a cabo", aclaró este viernes la Junta.

El equipo de la Unidad de Genética, Reproducción Asistida y Reproducción del Hospital Universitario Virgen del Rocío ya ha conseguido 72 nacimientos de niños en Andalucía libres de enfermedades que portaban sus padres, y hay otros ocho embarazos en curso.

La consejera de Salud quiso reconocer y agradecer públicamente al equipo liderado por Guillermo Antiñolo "su magnífico trabajo", añadiendo que son "un ejemplo de profesionales comprometidos con la sanidad pública y de profesionales que están al más alto nivel de la medicina a nivel internacional, como demuestran sus resultados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios