La juez de Motril dice que ignoraba que había un inocente preso

  • Su abogado culpa a la secretaria del juzgado y una funcionaria por no avisarle

La defensa de Adelina Entrena, acusada de haber olvidado acordar la libertad de un preso que continuó en la cárcel por un delito del que había sido absuelto, considera que la juez desconocía que éste estuviera en prisión indebidamente, lo que la exonera de toda responsabilidad criminal.

El escrito de defensa, al que ha tenido acceso Efe y que ha sido presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que ya ha decretado la apertura de juicio contra la magistrada de Motril, incide en que Entrena ignoró "en todo momento" el estado de José Campoy en la prisión de Albolote. En este sentido, argumenta que, después de que la juez regresara tras una baja, en los primeros días de diciembre de 2005, nadie la advirtió del estado del preso, cuando debieron hacerlo la secretaria y la funcionaria que tramitaba las ejecutorias.

El letrado apunta que no se puede imputar a la juez una responsabilidad de tipo "grave", puesto que el concepto jurídico de gravedad es "indeterminado" y, al mismo, hay que llegar considerando todas las circunstancias subjetivas y objetivas concurrentes.

Al respecto, entiende que, si el Tribunal apreciara que la imprudencia, si la hubo, no tenía carácter "grave", único caso en el que se penalizaría, tampoco habría responsabilidad penal para la juez.

La defensa también aduce la concurrencia de atenuantes en Entrena por el estado de alteración física y psíquica que en aquella época atravesaba, lo que mermaba sus facultades cognoscitivas y volitivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios