Martín Reyes dimite como comisionado de la Junta en la Costa del Sol

  • El que fue presidente de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Marbella ha anunciado su renuncia en una rueda de prensa y ha afirmado que volverá a ejercer de abogado en una decisión personal que adoptó hace 10 díaz

El comisionado de la Junta de Andalucía para la Costa del Sol, Diego Martín Reyes, ha renunciado a continuar en este puesto para el que fue nombrado hace siete meses y volverá a ejercer de abogado en una decisión "personal" y que adoptó hace diez días, ha anunciado hoy en rueda de prensa.

Martín Reyes, que antes presidió la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Marbella tras ser disuelta su Corporación, se va "con buena conciencia y de buen gusto" tras desarrollar una labor "muy positiva, pero a la vez muy callada" y será sustituido provisionalmente por el actual jefe de la Unidad de Apoyo al Comisionado, Fidel Fernández-Nieto.

"Creo que he cumplido una etapa, abandoné mi profesión porque creía que los asuntos públicos merecen que los ciudadanos hagamos un esfuerzo", ha confesado hoy el comisionado, quien reconoce ser "abogado vocacional desde los 21", edad en la que soñaba con ser "Perry Mason", ha bromeado.

El que fuera presidente de la gestora que gobernó el Ayuntamiento de Marbella desde abril de 2006 hasta mayo de 2007 ha asegurado echar de menos su trabajo como abogado y querer recobrar el anonimato y la libertad de expresión, "que he limitado por la función pública que desarrollaba".

Asimismo, considera que ya no es "estrictamente indispensable ni necesario en la función pública" que desempeñaba hasta ahora como comisionado.

El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, ha acompañado a Martín Reyes en el anuncio de su renuncia durante su visita de hoy a Marbella, donde tiene su sede el comisionado y donde ha informado de que el Gobierno andaluz pretende extender la estructura del comisionado al conjunto del litoral de Andalucía.

Espadas ha aclarado a este respecto que "existen dos decisiones", una organizativa del Gobierno andaluz y otra personal del comisionado, al que ha querido agradecer su "entrega, disponibilidad y profesionalidad".

El consejero ha adelantado que el Consejo de Gobierno aprobará mañana el decreto de estructura de la nueva Consejería que encabeza, de la que dependerá una nueva Secretaría General de Planificación y desarrollo territorial, heredera de la anterior Secretaría General de Ordenación del Territorio.

En ella, se incorporará "una función concreta para impulsar y coordinar una estrategia específica en el litoral andaluz", que compartirán distintas consejerías de la Junta, como Ordenación del Territorio, Medio Ambiente Turismo, Agricultura, Innovación o Cultura, y otras administraciones con competencias en la costa andaluza como la dirección de Costas y demás ayuntamientos y diputaciones provinciales.

"Queremos que la experiencia que ha desarrollado el comisionado de la Costa del Sol se extienda al conjunto del litoral andaluz con una fórmula de cooperación entre administraciones", ha explicado.

Espadas cree que, hasta ahora, el Gobierno andaluz se ha limitado a describir los problemas del territorio y dibujar propuestas y "ahora toca gestionar y llevar a cabo los proyectos y oportunidades que los instrumentos de planificación subregional han aportado".

A este respecto, ha añadido que la costa andaluza es una "pieza territorial decisiva" en el desarrollo económico y social de la comunidad".

Espadas aprovechó su paso por la localidad malagueña para reunirse con la alcaldesa, Ángeles Muñoz, a la que ofreció su colaboración para agilizar el desarrollo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Marbella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios