López Martos prevé tensiones por el traspaso del Guadalquivir

  • El ex presidente de la confederación considera la transferencia un paso "muy arriesgado" · Confía en que el Constitucional frene las exigencias autonómicas

Comentarios 1

El 1 de enero de 2009 la transferencia de las competencias del río Guadalquivir a la comunidad andaluza debe ser una realidad. Eso sí, sólo las aguas que discurran por la comunidad, como recoge el Estatuto de Autonomía de Andalucía aprobado por el Congreso de los Diputados y refrendado en referéndum. Ajustes económicos imposibilitaron la previsión inicial de que la Junta asumiera las competencias de la cuenca el pasado mes de junio, diferencias entre administraciones que esperan solventar en septiembre.

De los riesgos que conlleva el traspaso de competencias advirtió ayer Juan José López Martos, que entre otros cargos ocupó la dirección general del Agua del Ministerio de Medio Ambiente, la presidencia de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y en la actualidad es asesor científico de la Expo de Zaragoza.

El ex consejero socialista del Gobierno andaluz consideró que la transferencia del Guadalquivir a la Junta, la primera de este tipo en España, supone "un paso muy arriesgado" y avisó de las tensiones que acarreará esta transferencia que, en su opinión, refleja la "paradoja" de que España desmantele la administración hidrográfica basada en cuencas, que creó en 1926, "ahora que la aplica la UE". El experto defendió que la gestión hidrográfica se base en el principio de unidad de cuenca y no en demarcaciones políticas.

Este traspaso, dijo, "está propiciando posturas muy raras entre las comunidades autónomas" y puede encender "reivindicaciones provincianas y chovinistas".

A su juicio, los nuevos estatutos "se emprendieron sin establecer antes los límites del campo de juego, que es la Constitución" y, aunque confió en que el Constitucional frene algún desatino, deploró que los estatutos catalán y andaluz se hayan sometido a referéndum popular sin esperar al fallo del Tribunal Constitucional.

López Martos lamentó que las reivindicaciones autonómicas "se han desmadrado con posiciones poco razonables".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios