La Junta prefiere retrasar el debate de la financiación de los municipios

  • La federación de ayuntamientos reclama al Gobierno la mejora de sus ingresos de modo urgente, incluidos los alcaldes socialistas, y calcula en 7.000 millones de euros el déficit de sus competencias

Comentarios 2

Los ayuntamientos andaluces piden la vez: ahora que el Gobierno central anda confiado en resolver con las comunidades autónomas su nuevo sistema de financiación, los municipios quieren que se aborden, y al mismo tiempo, sus graves problemas de recursos económicos. La Federación Española de Municipios (FEMP), que agrupa a 7.300 ayuntamientos y entidades locales, urgió ayer al Gobierno central a iniciar las negociaciones sobre la financiación local y calculó en 7.000 millones de euros el coste de las prestaciones que dan a los ciudadanos y no son correspondidas. Detrás de esta petición están municipios gobernados por todos los partidos. Sin embargo, el vicepresidente de la Junta, Gaspar Zarrías, aconsejó tras el Consejo de Gobierno de ayer que se espere a tener resuelta la financiación autonómica: "Es verdad que hay un problema de financiación de los ayuntamientos, pero no se puede aceptar ningún ultimátum". "Hasta que no se cierre el debate de la financiación autonómica -siguió-, me parece arriesgado tener un concepción clara de la financiación local".

El problema de la financiación de los ayuntamientos es uno de los asuntos no resueltos en el mapa de la España de las autonomía. Mientras las comunidades autónomas negocian directamente con el Estado por medio del Consejo de Política Fiscal y Financiera, lo cierto es que cada municipio va resolviendo sus problemas de financiación por su cuenta, una práctica que también está detrás de no pocas irregularidades urbanísticas. A ello hay que sumar que la crisis de la construcción está afectando de modo muy grave a la financiación municipal.

El vicepresidente Gaspar Zarrías mantuvo que en la primera parte de esta lesgialtura llevará al Parlamento andaluz dos leyes tendentes a mejorar la financiación local. Por un lado, la ley reguladora de participación de las entidades locales en los tributos de la Comunidad Autónoma y, de otro, la reforma de la Ley de Régimen Local para definir las transferencias y delegación de competencias a los ayuntamientos.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), por su parte, consideró "acertado, necesario y urgente" que se aborde la reforma de la financiación local de forma "simultánea y vinculada" a la de la autonómica, tal y como se reclama desde FEMP. Ante esto, el regidor advirtió de que "durante muchos años los ayuntamientos hemos sido y seguimos siendo la parte perdedora, que se sacrifica, y ya va siendo hora de que eso se vea de manera clara, práctica y trasparente". Así, De la Torre subrayó que es necesario "hablar y abordar" el asunto de la financiación a las entidades locales cuanto antes, e insistió, en declaraciones a Europa Press, en la conveniencia de "sentarse en una mesa de negociación y diálogo entre el Ministerio de Hacienda y los ayuntamientos". El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), cifró en "un mínimo" de 20 millones de euros anuales la "carga" económica que soporta este consistorio para poder ejecutar competencias que ha asumido a pesar de estar "fuera de sus responsabilidades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios