La Junta plantea cerrar las subvenciones a los centros educativos sin aulas mixtas

  • Educación abre la convocatoria para dar el visto bueno a los conciertos · 12 colegios podrían dejar de recibir dinero público por segregar a sus alumnos por sexos · Andalucía abre el debate de la educación diferenciada

60

La Consejería de Educación ya ha abierto su ventanilla para que los centros concertados renueven su convenio de cara a los próximos cuatro años. Hay alrededor de 600 colegios o institutos con algún nivel de concierto en la comunidad y doce de ellos se perfilan como protagonistas del proceso. Ninguno de ellos cuenta actualmente con educación mixta y la orden que establece las normas de la actual convocatoria remite explícitamente al artículo de la LOE en el que se insta a que "en ningún caso habrá discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social" en los colegios sostenidos con fondos públicos.

Las dos partes en liza se defienden con argumentos distintos pero tras las mismas armas: la legislación y la doctrina judicial. Mientras la Consejería de Educación esgrime la ley antes citada, aprobada en 2006, la Federación andaluza de centros de enseñanza privada y concertada (Cece-A), a la que pertenecen los centros mencionados, apela a un proceso de renovación de carácter automático porque "la Administración no es libre" para no dar la renovación. ¿En base a qué? A un real decreto de 1985 en el que se establece que "los conciertos se renovarán siempre que el centro siga cumpliendo los requisitos que determinaron su aprobación".

Desde la Consejería de Educación sostienen que la causa de la actual convocatoria no es la existencia de los centros no mixtos, pero sí apuntan que los que concurran a este proceso "tienen que aceptar las cláusulas de un contrato" para poder recibir el dinero de la Administración. Pero "no se trata de echar a parte del alumnado para que sea mixto", sino de que los que han comenzado una etapa educativa la concluyan en el mismo centro pero en la nueva admisión de alumnos se refleje la educación mixta. Es el caso del instituto El Soto de Chauchina (Granada), especializado en FP agraria, que no tiene a mujeres en sus módulos pero que recientemente ha incorporado en su oferta cursos de informática y de administración que acogen a alumnas con las que cumple expediente.

Hasta ahora, "las supresiones de conciertos venían más bien motivadas por no llegar a un mínimo de alumnado", aunque los resultados de las convocatorias se han inclinado "a dar más conciertos y no a quitarlos", explica Gloria Molina, responsable de enseñanza concertada de CCOO-A. Rafael Caamaño, secretario general de Cece-A explica que entre sus centros asociados "hasta ahora no se ha dejado de renovar nunca un concierto, aunque haya habido algún problema para ampliar unidades o transformar enseñanzas".

Las comisiones provinciales de conciertos educativos ya han comenzado a trabajar después de que en enero expirara el plazo para la presentación de solicitudes. Estos grupos, constituidos por las ocho delegaciones de Educación, están compuestos por representantes de la propia Administración, patronal, sindicatos y padres. Hasta mañana tienen para examinar la documentación y verificar el cumplimiento de los requisitos fijados. De estas reuniones saldrá un informe que las delegaciones remitirán a la Consejería, que elaborará una propuesta de resolución que se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía. A partir de entonces, los posibles recursos y alegaciones acabarán de diseñar la lista definitiva.

En España, el listado de centros que segregan por sexo asciende en estos momentos a unos 60, casi todos ligados al Opus Dei y repartidos por todo el país. Baleares, Galicia, Cataluña y Castilla-La Mancha han anunciado ya que cerrarán el grifo a estos centros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios