La Junta niega que cometiera prevaricación con el hotel de El Algarrobico

  • Chaves "respeta pero no comparte" la parte del fallo que pide investigar su gestión

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, afirmó ayer que la Junta de Andalucía actuó "correctamente" en el proyecto del hotel El Algarrobico, en Carboneras (Almería), por lo que discrepó sobre los indicios de delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio que recoge un considerando perteneciente a la sentencia de un juzgado de Almería.

La resolución del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Almería obliga al Ayuntamiento de la localidad almeriense de Carboneras a revisar de oficio la licencia de obras concedida en 2003 a la mercantil Azata del Sol por incurrir en una "infracción urbanística muy grave". El considerando acusa de "abulia y desidia" al Ayuntamiento y a la Consejería de Obras Públicas y Transportes.

Chaves señaló que "respeto, pero no comparto" esa parte de la sentencia e insistió en que "lo más importante que tiene la resolución es el fallo, que da la razón a la Junta y a las organizaciones ecologistas que interpusieron el recurso". Chaves, preguntado por la posible destitución del alcalde de Carboneras, Cristóbal Fernández, señaló que éste se limitará a cumplir la sentencia y anunció que la consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, comparecerá en el Parlamento para explicar el caso.

IU, PP y PA pidieron la dimisión del primer edil socialista, mientras el grupo ecologista Salvemos Mojácar, responsable de la demanda que ha derivado en la anulación de la licencia del hotel de El Algarrobico, demandó el cese de Cinta Castillo. El colectivo consideró que decir que el fallo da la razón a la Junta, tal y como sostiene el presidente de la Administración andaluza, "es una aberración y una total falsedad".

La mercantil Azata del Sol, propietaria del hotel de El Algarrobico, estudia en profundidad el fallo para decidir si recurre la anulación de la licencia de obras que le concedió, en enero de 2003, el Ayuntamiento de Carboneras. Es el quinto varapalo judicial contra la mole de 22 metros de altura levantada por Azata en pleno parque natural Cabo de Gata-Níjar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios