La Junta dice que el eje de cualquier sistema nuevo de financiación es el Estado

  • El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda de la Junta, José Antonio Griñán, subraya que el debate sobre en qué momento se hace es "estéril y la verdadera cuestión es cómo se hace"

El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, dijo hoy que "el eje sobre el que tiene que pilotar cualquier sistema nuevo de financiación de corporaciones locales y de comunidades autónomas es el Estado, que es el que recauda más y gasta en menor medida".

En declaraciones a los periodistas, el consejero respondió así al ser preguntado por la postura de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre la reforma de la financiación local y autonómica, de la que creen que se debería abordar de forma "simultánea y vinculada". Al respecto, el consejero añadió que el debate sobre en qué momento se hace es "estéril y la verdadera cuestión es cómo se hace".

Así, explicó que para eso hay que partir de una premisa y es que el Estado, si no se cuentan los ingresos y gastos de Seguridad Social, recauda prácticamente el 60 por ciento y sin embargo tiene un gasto del 33 por ciento de las administraciones públicas. De este modo, insistió en que "el eje sobre el que tiene que pilotar cualquier sistema nuevo de financiación de corporaciones locales y de comunidades autónomas es el Estado, que es el que recauda más y gasta en menor medida y por tanto es el que tiene excedentes recaudatorios, que tiene que atribuir esos recursos o a las comunidades autónomas, a las corporaciones locales o avanzar en la autonomía financiera de unas y otras".

Por tanto, dijo que no se trata tanto de decir si se inicia antes o después, sino "saber de qué estamos hablando; y es que hoy día en el sistema de financiación de las administraciones públicas, el Estado es el que tiene la capacidad financiera mayor, es el que más recauda y por tanto es el que tiene que mover pieza en este difícil puzzle, que es articular un sistema de financiación que valga para todos".

El consejero añadió además que es partidario de que "tanto comunidades autónomas como corporaciones locales avancen en autonomía financiera y por tanto tengan una mayor transferencia de recursos tributarios y con ello puedan satisfacer mejor sus propias necesidades".

Dijo que le parece bien que "todos aspiremos a financiarnos de acuerdo con nuestras necesidades, pero tiene que ser el Estado el que mueva la pieza y ponga sobre el tablero cuál es el sistema de asignación de recursos más equitativo para todos". Así, aclaró que lo que no van a hacer las comunidades autónomas es enfretarse "con las corporaciones locales, que como las comunidades, recaudan mucho menos de lo que gastan".

Además, manifestó que no hay que olvidar que "no hay autonomía política sin autonomía financiera y que tampoco se puede gastar sin tener la responsabilidad de pedir a los ciudadanos los impuestos correspondientes, es decir, que gastar y luego pedir dinero al Estado no es el mejor sistema; y en ese debate es en el que nos tenemos que encontrar todos".

Desde su punto de vista, "se trata de que hubiera una compensación entre lo que uno gasta y lo que recauda, tanto corporaciones locales como las comunidades, y al final de ese proceso veríamos qué es lo que se asigna a cada administración".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios