La Junta confirma que el traspaso del Guadalquivir se retrasará hasta final de año

  • Medio Ambiente ha informado en comisión de sus ejes para la legislatura, entre los que destacan las actuaciones para minimizar el cambio climático, el pacto del agua y un nuevo plan de residuos

La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, se reafirmó hoy en que el traspaso de las competencias del Guadalquivir se retrasará de la fecha que estaba prevista, --principios del próximo mes de julio--, debido a la celebración de las últimas elecciones, si bien afirmó que "se realizará mucho antes de lo que yo había indicado recientemente, que era a finales de año".

Durante su intervención en el Parlamento andaluz para informar acerca de las líneas de actuación en la presente legislatura de la Consejería de Medio Ambiente, Castillo destacó como uno de los retos más importantes para esta legislatura que todos los ciudadanos y el sector productivo andaluz dispongan de unos recursos hidráulicos suficientes "en cantidad y calidad", permitiendo el desarrollo y equilibrio territorial de la comunidad autónoma. 

Asimismo, indicó que su departamento abordará actuaciones para combatir y minimizar el cambio climático, mejorar el medio ambiente urbano, llevar a cabo la modernización ambiental del tejido productivo andaluz, impulsar medidas para la puesta en valor del patrimonio natural, con siete programas de ayudas al propietario forestal privado, y aprobar en esta legislatura la estrategia integrada del litoral.

Una de las primeras medidas que anunció hoy la consejera en relación con la política integral del agua fue el ofrecimiento para el pacto sobre el agua entre todas las fuerzas políticas. Además, hizo hincapié en que la gestión de la Cuenca Andaluza del Guadalquivir se integrará "plenamente" a la Junta de Andalucía con el objetivo de que todos los andaluces sean los principales beneficiarios de esta gestión andaluza.

En materia de aguas, Castillo indicó que la futura gestión hidráulica en cinco líneas de actuación: la aprobación de un marco legal para la gestión del ciclo integral urbano del agua; el desarrollo de unos planes de infraestructuras para garantizar el abastecimiento; la mejora de la calidad de las aguas con la depuración de todas las aguas residuales urbanas andaluzas; la aprobación de un programa para la mejorar la eficiencia de los regadíos, reduciendo el consumo de agua en un 20 por ciento y, por último, mantener el buen funcionamiento de los ríos andaluces y de sus ecosistemas.

Otra de las prioridades señaladas por Cinta Castillo para esta legislatura fue la apuesta definitiva por combatir y minimizar los efectos del cambio climático. Así, según dijo, en estos cuatro años Andalucía va a guiarse, dentro de las propuestas sobre cambio climático adoptadas por la Comisión Europea, por el denominado "objetivo 20/20/20 para el 2020", es decir: 20 por ciento de incremento de la eficiencia energética; 20 por ciento de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (en comparación con los niveles de 1990) y alcanzar el 20 por ciento de cuota de energías renovables.

Por otra parte, la consejera de Medio Ambiente señaló también como otro de los pilares el compromiso con el medio ambiente urbano. En este sentido, indicó que el Programa Ciudad 21 constituye un activo importante sobre la presencia de la Junta en los municipios andaluces. 

En materia de residuos urbanos, Castillo dijo que se aprobará un nuevo Plan de Prevención y Gestión de Residuos Urbanos, que estará en vigor hasta 2016, y que mejorará tecnológica y ambientalmente las instalaciones. En lo referente a los residuos de construcción y demolición, se obligará a procesar la totalidad de estos residuos mediante el establecimiento de fianzas.

En relación a la Modernización ambiental del tejido productivo andaluz, Castillo aseguró que la Junta va a apoyar la permanente mejora ambiental del sistema productivo andaluz, mediante líneas de ayuda y subvenciones.

En materia de espacios naturales, la consejera señaló la apuesta clara de esta Consejería por impulsar medidas de promoción y dinamización socioeconómica basadas en la puesta en valor del patrimonio natural. Entre las medidas en este ámbito, destacó la aprobación de la Ley de la Dehesa, la firma de acuerdos  con titulares de fincas forestales para la gestión sostenible de los montes, biodiversidad y prevención de incendios, subvenciones para los empresarios locales de parques naturales, adecuación del Plan Forestal Andaluz para el periodo 2008-2015 y se dotará a los espacios naturales marinos de planes de autoprotección y frente a emergencias.

Por último, en cuanto a la protección del litoral la consejera destacó que Andalucía es la única comunidad autónoma que protege 1 de cada 3 kilómetros de litoral. En esta legislatura se aprobará la Estrategia Integrada del Litoral. 

Por su parte, la diputada popular Carolina González Vigo indicó que el presupuesto con el que cuenta la Consejería para el presente año es "deficitario" e "insuficiente" para acometer todas los retos medioambientales anunciados por la titular del ramo. No obstante, le pidió que se comprometa a que la cuantía económica con la que cuenta el departamento "se ejecute al 100 por cien".

Asimismo, le solicitó que realice una reconversión del dispositivo Infoca, así como también una renovación de los puestos de trabajo de la Consejería, ya que, según apunto, en estos momentos hay un total de 267 plazas que no están cubiertas y que "urge acometer".

Respecto a los parques naturales protegidos, González Vigo demandó que el nombramiento del presidente de las juntas rectoras "no se haga a dedo" y que estos cargos sean designados por el Parlamento. Además, hizo hincapié en la necesidad de la puesta en marcha de una serie de subvenciones anuales para los empresarios locales de parques naturales.

De otro lado, el diputado de IUCA-LV José Antonio Castro Román aseguró que la política de residuos de la Consejería "no es la adecuada" y subrayó que hoy día "se siguen enterrando residuos de manera incontrolada". En esta línea, sostuvo que las políticas de prevención y reciclaje "no han tenido hasta ahora un papel protagonista", siendo, a su juicio, "muy deficiente" la gestión de los residuos altamente peligrosos.

En materia de cambio climático, Castro Román indicó que las exigencias europeas "requieren revisar los planteamientos andaluces sobre esta cuestión". Y es que, según dijo, los límites europeos son "mucho más rigurosos que los que la Junta se ha marcado para la Comunidad". "Hay que trabajar duramente para rebajar los índices de contaminación", añadió.

Por último, respecto a la política de aguas de la Junta, lamentó que la transferencia de competencias del Guadalquivir se retrase y pidió que el contenido del documento que se firmó entre el Estado y el Gobierno andaluz el pasado mes de noviembre sobre el traspaso de dichas competencias "se haga público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios