La Junta ve próximo el acuerdo con el PP andaluz sobre financiación

  • El vicepresidente segundo de la Junta, José Antonio Griñán, indica que se están produciendo reuniones entre PP y PSOE sobre financiación autonómica y que tienen "posturas muy cercanas"

El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, apuntó que los partidos mayoritarios --PSOE y PP-- están "cerca de conseguir" un acuerdo en materia de financiación autonómica y local, de forma que, según apuntó, el documento entregado por el PP-A "es muy parecido al que presentó la Junta en su momento, y solo es cuestión de matices".

Asimismo, se mostró confiado en que se pueda alcanzar un acuerdo entre las diferentes comunidades autónomas en materia de financiación en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) "puesto que es mucho más lo que nos une". No obstante, Griñán no cree que "el mejor sistema de financiación sea a través de una negociación multilateral, eso es imposible".

Destacó que, en relación con la propuesta presentada en 2006 por Andalucía, la Comunidad "no está haciendo propuestas egoístas ni insolidarias, sino que tiene en cuenta elementos racionales, asumibles por todo el mundo". "Es un modelo que beneficia a todos y no más a Andalucía, sino que beneficiaba a comunidades como Madrid, Valencia o Baleares", aseguró.

Griñán se mostró partidario de revisar la financiación de todas las administraciones, tanto los ayuntamientos como las comunidades autónomas, ya que "además de vivir de sus propios ingresos viven de transferencias que hace el Estado".

Recordó que, sin contar los ingresos y gastos de la Seguridad Social, el Estado ingresa en 60 por ciento de impuestos de este país y gasta el 25 por ciento del gasto público de este país, de forma que "el Estado tiene que hacer un esfuerzo para equilibrar sus ingresos con sus gastos, ahora que tiene un excedente notable de ingresos sobre los gastos que tiene", mientras que a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos "les pasa lo contrario".

"El sistema de financiación tiene que partir de esa premisa, de descentralizar los ingresos, de forma que cada administración no sólo gaste sino al mismo tiempo pueda pedir impuestos y pedir ingresos a los ciudadanos", aseveró Griñán, que indicó que el Estado "es la pieza clave" y consideró que la reforma de los sistemas de financiación autonómica y local "se puede hacer a la vez, siempre que sea el Estado el que lo haga conjuntamente".

Indicó que para poder hacer el nuevo sistema de financiación "debe dar autonomía financiera y responsabilidad fiscal a unos y otros", pues "ahora todos participamos de los ingresos y lo lógico es que se participe de la descentralización de ingresos y gastos para que cada uno reciba adecuadamente los ingresos en relación con los gastos".

No obstante, matizó que el Estado "debe recaudar algo más de lo que gasta para garantizar la igualdad de todos los españoles, vivan donde vivan, y eso no es solidaridad, eso es igualdad; y además incluso debe tener un paquete de recursos para circunstancias excepcionales".

Recordó que su propuesta de nuevo sistema de financiación tiene como principio fundamental el reparto por población "aunque eso se puede moderar, teniendo en cuenta la edad de la población, aspectos como la sanidad o la educación, o las condiciones territoriales, la dispersión de la población o porque la orografía dificulte las prestaciones sanitarias".

Sobre otros asuntos, Griñán recordó que "se dice que este año no habrá superávit no sólo porque haya menos ingresos porque se crece menos sino porque, al mismo tiempo, el Gobierno ha tomado la decisión de estimular el consumo privado devolviendo el dinero a los ciudadanos a través de sus impuestos".

Consideró que "se puede tener un ligero déficit cuando los márgenes de crecimiento estén por debajo del tres por ciento, siempre que cuando se crezca por encima del tres por ciento podamos ahorrar, compensando a lo largo del ciclo, así se puede mantener la estabilidad presupuestaria en esos términos".

Asimismo, abogó por que la UE "permita cierto margen fiscal y cierto margen en las ayudas, algo que ahora no hace" ante la subida del precio de la energía y los combustibles. 

"En circunstancias excepcionales hay que tomar medidas excepcionales, no se puede mantener una fiscalidad homogénea", agregó Griñán, quien insistió en "buscar fórmulas de ayudas a sector con serios problemas en la UE como ayudas al consumo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios