Pleno en el Parlamento

La Junta despliega en el Parlamento su estrategia de confrontación contra Rajoy

  • Díaz achaca el 90% de los recortes en Andalucía a las "imposiciones" del Gobierno central, aunque abre la puerta al diálogo · El PP critica al Gobierno bipartito del "continuismo" y el "recortazo".

Comentarios 27

El Gobierno andaluz tiene el reto por delante de hacer ver que si en Andalucía no ha quedado otra que hacer recortes es porque, "en un 90%", lo ha impuesto del Ejecutivo de Mariano Rajoy. Ayer calentó motores en el Parlamento y desplegó el argumentario que sostendrá su estrategia de confrontación para los próximos meses y que se condensó en una frase: el Gobierno central está "gobernando contra Andalucía" y provocando el "mayor dolor" a los andaluces con sus políticas de ajuste, y la Junta lo único que puede hacer es intentar paliarlo con sacrificios que impidan despidos en el sector público, privatizaciones y mermas en servicios como educación y sanidad. Sus "líneas rojas".

Este recetario, desgranado por la consejera de la Presidencia, Susana Díaz, no fue más que la antesala del debate general que habrá hoy en la Cámara sobre los efectos en la comunidad de los Presupuestos Generales del Estado de 2012. Su intervención para explicar la estructura del nuevo Ejecutivo de coalición sirvió nada más que para fijar el campo de batalla con el único partido de la oposición, el PP. Porque Díaz no quiso dejar escapar la oportunidad desde la tribuna de fijar que el modelo andaluz es el guión y "no la hoja de ruta que imponga el Gobierno de Rajoy" que pasa, como enumeró, por el incremento de la ratio de alumnos por aula, el cierre de hospitales y abrir la puerta a su gestión privada o echar a la calle a 5.000 interinos, como han hecho las comunidades populares de Valencia o Murcia. Un rechazo que, sin embargo, no impidió una llamada al diálogo y al consenso, al que también se abren las puertas a los agentes sociales y a los ayuntamientos.

En su socio de gobierno, encontró ayuda. El portavoz de IU, José Antonio Castro, lejos de mostrar esa incomodidad que ha provocado a su formación algunos de los puntos del plan de ajuste ideado por la Consejería de Hacienda, justificó las medidas adoptadas para combatir las "políticas suicidas" del Ejecutivo de Rajoy. No obstante, no quiso dejar pasar la ocasión de dejar claro que el decreto ley es "mejorable" en su tramitación parlamentaria. IU ya maneja algunas propuestas: que a los empleados públicos mileuristas no se les aplique el recorte salarial del 15% o evitar que la Junta se gaste en alquileres 90 millones de euros cuando tiene edificios vacíos por estar a la venta.

La sintonía entre PSOE e IU fue el primer flanco por el que atacó el PP. Un Gobierno "bipartito" marcado por la radicalidad y el fracaso, vista las experiencias del tripartito de Cataluña y en las ciudades de Sevilla, Córdoba y Jaén, y al que el portavoz popular, Antonio Sanz, vaticinó que seguirá instalado en el "continuismo" ofreciendo las mismas soluciones que han acabado con 1,3 millones de parados. Eso les hace ser el Ejecutivo más "antisocial", junto con un "recortazo", que incluso salpica a la estructura de la Junta. "Si el PP hiciera desaparecer la Consejería de Empleo, tendríamos acampadas, y si quitáramos Asuntos Sociales, PSOE e IU estarían en piquetes", criticó Sanz.

Puesta la pelota en el tejado de Rajoy, Sanz excusó que la responsabilidad no puede ser de quien sólo lleva siete meses en la presidencia, y acusó a PSOE e IU de tirar de la "confrontación y la demagogia" para tapar la herencia dejada por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, al que señaló como el primer en incumplir el Estatuto andaluz. De hecho, los 1.504 millones que ahora la Junta se afana por reclamar al Gobierno, y que serán un elemento más para batallar, no son más que las inversiones no ejecutadas por sus antecesores.

más noticias de ANDALUCÍA Ir a la sección Andalucía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios