Inquietud en el sector de los chiringuitos por la normativa

  • Los empresarios esperan la regularización de los establecimientos

La mitad de los chiringuitos en Andalucía están pendientes de regularización, un trámite que se no ha resuelto aún ante el esperado traspaso de competencias sobre ordenación y gestión del litoral a la Junta, lo que ha motivado la "inquietud" de los empresarios del sector. El presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playa, Norberto del Castillo, manifestó que existe "incertidumbre" respecto al próximo verano, ya que muchos empresarios tienen que afrontar cuantiosas inversiones, para lo que necesitan asegurarse el mantenimiento de la actividad.

Tras el conflicto vivido el pasado verano relativo a la aplicación de la Ley de Costas, los empresarios recibieron con ilusión el compromiso del Gobierno sobre el traspaso de las competencias a la comunidad autónoma, que estaba previsto que se llevase a cabo en el primer trimestre de este año. En este proceso "ni actúa el Gobierno ni la Junta", se lamentó Del Castillo, quien señaló que el sector, "después de que se calmaran los ánimos", se está "poniendo más nervioso" porque "no hay visos de avance. "No se están cumpliendo los plazos y los empresarios empiezan a dudar de que el entendimiento con la Administración lleve a un buen resultado", afirmó.

Además de la "inseguridad" que representa el retraso en el traspaso de competencias, los empresarios se quejan de los criterios "dispares" que existen a la hora de aplicar la Ley de Costas según las distintas provincias. Los empresarios de los establecimientos hosteleros reclaman que en los trámites para la renovación de las concesiones no se tenga en cuenta la zona destinada a sótanos y aseos en los 150 metros cuadrados de ocupación fijados en el cómputo total de superficie de los chiringuitos, ya que no forman parte en sí del negocio.

Los aseos son públicos y pueden ser utilizados por cualquier bañista, y los sótanos sirven de anclaje para los establecimientos ante los temporales y reducen el espacio cerrado visible en la parte superior, han indicado. También rechazan los empresarios las instalaciones de temporada, ya que sostienen que para prestar un servicio de calidad durante todo el año es necesario contar con "concesiones dignas". En Andalucía existen unas 2.000 instalaciones de playa -la mayoría de ellas en Málaga-, de las que 900 son chiringuitos, incluidas las concesiones temporales, que emplean en su totalidad a unas 40.000 personas en la región.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios