La Guardia Civil investiga las llamadas con supuesta información sobre Amy

  • El Ayuntamiento de Mijas ofrecerá ayuda psicológica a la familia y colabora en las tareas de búsqueda

La joven irlandesa Amy Fitzpatrick ya lleva seis días desaparecida y no se sabe absolutamente nada de su paradero. El portavoz de la familia, Franco Rey, confirmó ayer que no hay ninguna pista sobre dónde puede estar la adolescente, que desapareció la noche del 1 de enero cuando se dirigía a su domicilio desde la casa de una amiga, en Mijas. Eso sí, la familia ha recibido numerosas llamadas desde que el caso se hizo público y que en estos momentos centran las pesquisas de la Guardia Civil.

Todas las llamadas que reciben los familiares de Amy son comunicadas automáticamente a los investigadores para que puedan determinar si la información es buena o, por el contrario, deben ser descartadas. Sin embargo, según fuentes cercanas al caso, aunque ha habido un número considerable de avisos, se trata sobre todo de gente que se interesa por la chica, no de llamadas que ofrezcan alguna pista. En cualquier caso, es la Guardia Civil la que establece los filtros de si trata o no de información importante.

Mientras tanto, los agentes del instituto armado se dedicaron ayer a recabar datos en la zona donde desapareció Amy. La joven fue vista por última vez sobre las 22.00 del 1 de enero cuando se marchó de casa de una amiga donde había hecho de canguro. Antes de salir explicó que se dirigía a su casa, ubicada en Las Lomas de la Riviera, aproximadamente a un kilómetro de distancia. Es un camino solitario y oscuro, aunque el padrastro de la joven, Dave Mahon, dijo que la chica hacía asiduamente este trayecto y que es seguro.

El pasado sábado, Audry Fitzpatrick, madre de Amy, pidió ayuda ciudadana, en especial, a la colonia británica que reside en la zona, y mostró su miedo a un posible secuestro de la adolescente. Fuentes del Ayuntamiento de Mijas explicaron ayer que el alcalde, Antonio Sánchez (PSOE), ha previsto ofrecer ayuda psicológica a la familia en este duro trance. El Consistorio también ha puesto a disposición de la Guardia Civil unos 30 efectivos de la Policía Local y Protección Civil para participar en los rastreos organizados por la Sierra de Mijas.

Está previsto que el padre de Amy llegue hoy a Málaga desde Irlanda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios