La Guardia Civil intensifica ahora la búsqueda de los hijos de Juana Rivas

  • Los agentes acudieron a la casa de la mujer para averiguar el paradero de los niños, pero obtuvieron una respuesta negativa y no cuentan con una autorización judicial para un registro

Juana Rivas, el miércoles, a la salida del juzgado. Detrás, su hermana. Juana Rivas, el miércoles, a la salida del juzgado. Detrás, su hermana.

Juana Rivas, el miércoles, a la salida del juzgado. Detrás, su hermana. / álex cámara

Comentarios 6

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tenían hasta anteayer una prioridad: encontrar a Juana Rivas, en paradero desconocido desde el pasado 26 de julio y sobre la que pesaba una orden judicial de detención y presentación ante el juzgado. Pero la madre de Maracena (Granada), que se niega a entregar a sus hijos de 11 y tres años a su padre, el italiano Franceso Arcuri, puso a fin a esa situación al acudir el miércoles al juzgado.

Dado ese paso, y una vez localizada la mujer, la Guardia Civil se centra ahora en dar con los dos niños. De esa manera, el instituto armado continúa, intensificándolas, con las gestiones que viene desarrollando desde hace semanas para la localización de los hijos de Rivas.

La orden de entrega de los dos niños, de 3 y 11 años, al padre sigue vigente

Fuentes de la Guardia Civil confirmaron que esas pesquisas prosiguen una vez que la mujer, que está en libertad provisional, investigada por supuestos delitos de sustracción ilegal de menores y desobediencia a la autoridad judicial, compareció detenida en los juzgados de Granada. Después de su declaración ante el juez de guardia -Rivas se negó a facilitar el paradero de sus hijos-, agentes del instituto armado se personaron en su domicilio para averiguar dónde se encontraban los niños.

Ante la respuesta negativa obtenida, los agentes no pudieron avanzar en sus gestiones, habida cuenta de que no existe una autorización judicial que permita la entrada y registro en el domicilio ni ninguna orden especial en este sentido para restituir a los niños. El auxilio solicitado por el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, especializado en familia, en julio para el cumplimiento de la sentencia que obliga a Rivas a devolver los hijos a su excompañero sentimental, Francesco Arcuri, residente en Italia, fue comunicado telemáticamente a las Fuerzas de Seguridad.

Por su parte, fuentes de la Policía Nacional informaron de que que no ha habido cambio alguno que afecte al protocolo de actuación tras la comparecencia de Rivas en sede judicial el martes pasadoste. El método es el que se activa por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para la búsqueda de cualquier menor desaparecido, y no se hace "excepción" alguna en lo referente a la búsqueda de los niños de Maracena.

La titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que investiga el caso por la vía penal, podría reforzar de oficio la búsqueda de los niños por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado, las cuales, a su vez, también podrían pedir alguna orden de registro o entrada en domicilio. En la vía civil, el mes de agosto es inhábil y la letrada de la Administración de Justicia sólo permitió que fuera hábil para "medidas extraordinarias" relacionadas con el caso, sin que la ejecución de la sentencia para la restitución de los niños esté considerada como tal. Por tanto, ninguna de las dos partes pueden pedir en este momento ninguna medida al respecto, ha informado el TSJA, que ha agregado que hasta el 1 de septiembre tampoco el juez puede tomar iniciativas de oficio, ni las Fuerzas de Seguridad pueden solicitarlas. En cualquier caso, el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada sí ha pedido auxilio a las Fuerzas de Seguridad para localizar a los menores "en cualquier lugar donde se encuentren".

Entretanto, la Asociación Contra la Sustracción Internacional de Menores (Acsim) difundió ayer en en su cuenta de Twitter que "no puede permitir" que situaciones como la de Juana Rivas "se consoliden", sentando un precedente "contrario" a las relaciones familiares y al sistema de derechos humanos establecidos por el Consejo de Europa y por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Acsim defiende "por encima de todo" el interés de los niños víctimas de la violencia emocional que supone "privarles de su derecho humano a la vida familiar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios