Greenpeace señala como peor punto negro a Algeciras

  • Tres grupos ecologistas denuncian que la Bahía gaditana es la zona más contaminada de España por hidrocarburos

Comentarios 13

Desde el interior del Arctic Sunrise, atracado en el puerto de Algeciras, el responsable de la campaña de contaminación de Greenpeace, Julio Barea, aseguró ayer que el Campo de Gibraltar es uno de los puntos negros más importantes de la contaminación a nivel nacional y la zona más afectada de España por el vertido de hidrocarburos.

El ecologista señaló de forma explícita a los principales culpables: Gibraltar y Cepsa. Según Barea, Cepsa en San Roque suministra el 40 por ciento del fuel comercializado por Gibraltar, Gobierno al que reprochó su "nula gestión del bunkering [repostaje de los barcos]". Julio Barea explicó que el Peñón está trasvasando casi cinco millones de toneladas de fuel al año y en 2007 la Bahía de Algeciras fue el escenario de hasta 5.640 llenados de depósitos "sin ningún tipo de medidas de seguridad". Además, denunció, se produjeron unas 70.000 descargas de barco a barco sin control.

El representante de Greenpeace explicó que la refinería, "con una autorización ambiental condicionada a una auditoría externa que tenía que haberse terminado en diciembre", es un punto importante de contaminación que ha provocado varios accidentes. La organización ecologista recordó el último de estos episodios, que se produjo el pasado 9 de noviembre, cuando una fuga provocó que una nube tóxica de azufre gaseara las localidades gaditanas de La Línea y Los Barrios.

Greenpeace y las asociaciones ecologistas Verdemar y Agaden, exigieron una serie de medidas para paliar este problema en la Bahía de Algeciras. Entre ellas, plantearon la realización de un estudio epidemiológico que explique por qué en el Campo de Gibraltar existe la tasa más alta de mortandad por cáncer de pulmón de España, además de una esperanza de vida muy por debajo de la media nacional. También solicitaron una moratoria para la industria pesada.

Greenpeace, Agaden y Verdemar insistieron en su exigencia para retirar el New Flame de manera "inmediata" y criticaron que aún se ignore la naturaleza de su carga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios