Felipe González aboga por aplazar el debate sobre financiación y centrarse en la crisis

  • Para el ex presidente del Gobierno la "prioridad" debe ser "incidir en inversión generadora de actividad y recuperadora del empleo que se está perdiendo"

Comentarios 8

El ex presidente del Gobierno Felipe González cree necesario dejar "para un momento posterior" la negociación de un nuevo sistema de financiación autonómica de manera que el Gobierno central, los responsables autonómicos y los agentes económicos y sociales puedan centrar la atención "en la recuperación de la actividad para frenar la caída del empleo" en esta "coyuntura de crisis".

Para el ex dirigente socialista, la decisión del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de afrontar la situación priorizando las inversiones en infraestructuras, vivienda protegida y rehabilitación de centros urbanos es "correcta", porque la "prioridad" debe ser "incidir en inversión generadora de actividad y recuperadora del empleo que se está perdiendo".

Sin embargo, en un artículo de opinión publicado hoy en El País, el ex presidente socialista advierte de que el debate abierto en materia de financiación de las Comunidades Autónomas "puede ir contracorriente" de las prioridades "en esta coyuntura de crisis".

Por ello, aunque reconoce que esta negociación "estaba prevista desde antes de conocerse la crisis financiera internacional", los diferentes actores políticos, económicos y sociales deberán "considerar la situación actual para redefinir sus objetivos" y así poder centrarse en la recuperación de la actividad para frenar el empleo.

De esta manera, pidió a los responsables de la política económica de los gobiernos central y autonómicos que pongan "el máximo esfuerzo negociador" en una "política anticíclica" que atienda "más claramente a las necesidades inmediatas de los ciudadanos" y dejen "para un momento posterior y más favorable la negociación de un nuevo sistema de financiación autonómica".

"Como ambos frentes no pueden ser atendidos a la vez de manera razonable, para que sea satisfactorio el resultado, es mejor escalonarlos y centrarse en lo fundamental", recalca el ex presidente en su artículo, que se anticipa a los que puedan decir que estos argumentos son "excusas e incumplimientos sobre acuerdos previstos" y les subraya que "la única manera de afrontar la realidad es mirar de frente las necesidades de los ciudadanos" antes que las suyas propias.

Ventajas ante la crisis

Para el ex presidente socialista, es "difícil prever" cuáles serán los resultados de las actual situación de crisis de la economía a nivel mundial y que de manera "inevitable" afecta "directamente" a España como país, por lo que hay que "analizar" las repercusiones que pueden darse y "reaccionar minimizando los efectos negativos y aprovechando las ventajas relativas de que podamos disponer".

En este sentido, González destacó que la "principal ventaja" con la que cuenta España es "el ahorro público obtenido" gracias a la "buena gestión de la bonanza de los últimos cuatro años", pero también reconoció que en España "el impacto de la desaceleración" en la construcción "es mayor" que en otros países.

En cualquier caso, y aunque subrayó que, comparativamente, el sector financiero español se encuentra en una situación "mejor", subrayó que ahora se plantea "el reto de cambiar nuestro modelo de crecimiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios