Expertos defienden en Córdoba la diversidad frente al recelo religioso

  • Apuestan por el diálogo intercultural para acabar con la intolerancia y la discriminación

Las administraciones tienen que actuar contra el rechazo que despierta en algunas sociedades la diversidad religiosa, que se ha incrementado en los últimos con la presencia de múltiples minorías en la población. Este es uno de los asuntos cruciales que se debaten desde ayer en la reunión de lato nivel sobre La libertad religiosa en las sociedades democráticas que se celebra en Córdoba y reúne a 150 expertos de todo el mundo.

El alto representante de las Naciones Unidas para la Alianza de las Civilizaciones, Jorge Sampaio, apuntó en esta dirección y aseguró que el aumento de la diversidad religiosa y el crecimiento de la población musulmana están generando nuevos desafíos en las democracias europeas que deben ser localizados adecuadamente. "Es importante detectar y reducir los miedos y preocupaciones" que este fenómeno genera para romper el círculo de "negación y victimización mutua", dijo Sampaio durante una intervención grabada en vídeo. El diplomático aseguró que estos recelos pueden dar lugar a la "islamofobia, cristianofobia o antisemitismo", e insistió en que hay que ser "extremadamente cuidadoso" para evitar estereotipos cuando se intenta comprender los debates sobre el pluralismo religioso y la democracia.

El secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, dijo que la aceleración de los flujos migratorios y el incremento de la población que viene de fuera -que en España alcanza el 12%- "afecta al desarrollo de la libertad religiosa". Para frenar estas conductas, López Garrido explicó que las acciones deben "profundizar en lo que nos une y tener un mayor conocimiento de la diversidad". Otra de las conclusiones fue la apuesta "por el conocimiento para contrarrestar a la desconfianza" y asegurar el ejercicio de la libertad religiosa. Para plasmar estos derechos, la Unión Europea cuenta con el recientemente aprobado Tratado de Lisboa, donde se reconoce la libertad humanista y religiosa.

El secretario general para la UE de Turquía, Haluk Ilicak, destacó que en la comunidad internacional prevalece un "elevado nivel de intolerancia" y que el respeto a la diversidad tendrá efectos en la relación internacional en los próximos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios