Doce días rabiando por las muelas

  • Un paciente se queja por la tardanza del SAS en darle cita con el dentista

Comentarios 14

Antonio lleva varios días rabiando con una muela. Fue a su centro de salud el 31 de julio. Mala suerte, época de vacaciones: hasta el 12 de agosto no puede verlo ningún dentista. Se volvió a casa con la cita y la esperanza de que el dolor remitiera. Mala suerte de nuevo, no encontró la calma, por lo que volvió al centro sanitario a suplicar calmantes a su médico de cabecera. Le recetó medicamentos para el dolor y la infección y se quedó con su cita invariable para el horizonte de 12 días.

Antonio lee en el periódico que la asistencia odontológica se ha reorganizado en los centros de salud para afrontar las vacaciones. Lee también que, según los sindicatos, los recortes de sustituciones dispuestos este verano por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para contener el gasto de personal han provocado el cierre de consultas, sobre todo de Odontología. Y lee además que según la Administración sanitaria, la reestructuración de agosto se ha cuidado para que la asistencia no se colapse.

Antonio Guerrero, 63 años, diabético, vecino del barrio malagueño de Capuchinos y aquejado de dolor de muelas se indigna. "Llevo casi una semana sin comer sólido porque me duele la muela, estoy atiborrándome a medicamentos". No quiere fotos. Pero no le importa dar detalles de su caso para que se sepa que detrás de las listas de espera hay gente que sufre. "Dicen que está bien organizado. Haciendo esperar a la gente claro que se coordina cualquier cosa", lamenta.

En Málaga capital, de los nueve puntos de atención odontológica, seis han cerrado en agosto porque no hay sustitutos. Se prioriza la atención urgente, porque la programada -asistencia a embarazadas y salud bucodental infantil- se ha concentrado en junio y septiembre para descargar los meses de verano a fin de que puedan tratarse casos como el de este sufrido paciente.

"Me parece que esperar 12 días rabiando no es lógico". Lleva la cuenta al dedillo de lo que falta: "Cada día que pasa lo voy tachando en el almanaque". Seguro que la cita no se le olvida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios