Operación 'oro verde'

Detienen a nueve personas y recuperan 70.000 kilos de aceitunas robadas

  • Los arrestos se practicaron en la localidad malagueña de Fuente Piedra · Todos los detenidos son de nacionalidad rumana

Comentarios 4

La Guardia Civil ha culminado la operación 'Oro Verde', contra el robo/hurto de aceituna en la zona sur de Córdoba y las provincias limítrofes con nueve personas detenidas y más de 70.000 kilos de aceituna recuperados. La Guardia Civil ha detenido en Fuente Piedra (Málaga), a L.B.C. de 20 años; M.C. de 18 años; S.C., de 40 años; A.T., de 20 años; C.D., de 25 años, C.T., de 22 años; A.C.P., de 23 años y M.D., de 20 años, todos ellos de nacionalidad rumana, como supuestos autores de 17 delitos de robos de aceitunas y 18 sustracciones de vehículo. Según informó en rueda de prensa el teniente coronel de la Guardia Civil de Córdoba, Ignacio Criado, desde mediados de enero detectaron que se estaban cometiendo varios robos y hurtos de aceituna en establecimientos, almazaras y depósitos de aceituna ya recolectada en la zona sur de la provincia de Córdoba.

Lo novedoso del 'modus operandi' utilizado por los ladrones y el hecho de que delitos similares se estuviesen sucediendo en las provincias limítrofes de Jaén, Granada, Málaga y Sevilla, aconsejaron la apertura de la operación 'Oro Verde', en coordinación con el resto de las comandancias de la Guardia Civil afectadas, integrando todos los datos, indicios y pruebas de los robos de que habían sido víctimas los propietarios de estos establecimientos y olivares de las zonas afectadas. Criado explicó que las primeras investigaciones permitieron a la Guardia Civil saber que los autores formaban un grupo perfectamente organizado, entre cuyos integrantes había personas "perfectamente conocedoras de la zona", incluyendo los lugares de depósito del fruto, las localidades y las pistas y caminos terrizos, que en caso de necesidad empleaban en su huida. Según informó, el grupo, tras reconocer los almacenes donde iban a robar, previamente en la misma noche sustraían los vehículos de transporte de la aceituna, normalmente camiones o furgonetas grandes, se desplazaban a la almazara, punto de compra o depósito de aceituna donde iban a robar y tras descargar las aceitunas directamente de las tolvas o cargar la que se encontraba almacenada, abandonaban el lugar y se dirigían hacía los posibles puntos de compra donde esa misma madrugada vendían la aceituna robada y tras ello abandonaban los vehículos sustraídos.

A partir de ese momento la Guardia Civil estableció un dispositivo de verificación de los camiones y furgonetas que se desplazaban a partir de las 23.00 por las carreteras de la Subbética, lo que hizo posible identificar los vehículos que empleaba el grupo, conocer sus identidades y su lugar de residencia. Asimismo, la Guardia Civil pudo saber que el grupo actuaba siempre de noche, con una periodicidad de dos o tres días, en función del botín conseguido en el último robo, y alternaban las localidades y provincias donde actuaban cada vez.

En uno de estos robos, en concreto el cometido la madrugada del pasado día 19 de enero, en un punto de compra de la localidad de Valenzuela (Córdoba), los autores tras poner en marcha el mecanismo de una de las tolvas, cargaron en un camión que previamente habían sustraído en Lopera (Jaén), robando 7.500 kgr. de aceituna. El camión se quedó atascado y sin combustible en el término municipal de Porcuna (Jaén), lo que les obligó abandonar la carga y el camión. En otro de estos robos, cometido el pasado día 23 de enero, se detectó en la N-432 un camión que circulaba sentido Badajoz cargado de aceituna y ante la posibilidad de que dicho fruto pudiera ser sustraído, decidieron darle el alto. El conductor hizo caso omiso, se introdujo en un camino con una gran pendiente, se tiró del camión en marcha, quedando el vehículo sin control dirigiéndose hacía el vehículo policial, llegando el camión a impactar contra un lateral del mismo.

Posteriormente, se estableció la madrugada del 11 al 12 de febrero un dispositivo de cerco sobre la vivienda donde se alojaba el grupo, en Fuente Piedra (Málaga), donde se detuvo a primeras horas de la mañana a tres de sus integrantes al salir de la casa y a las otras seis en el interior de la misma tres horas después. Las detenciones y registros se llevaron a efecto el pasado día 12, concluyendo con nueve detenciones, la intervención de 4.025 euros y de dos vehículos, además de la recuperación de 26 teléfonos móviles, un televisor LCD de 32", un ordenador portátil, una cámara de vídeo y un equipo de música, todos ellos robados.

Durante este mes y medio en el transcurso de la operación, se ha logrado ir recuperando más de 70.000 kilos de aceituna recolectada, que los ahora detenidos habían abandonado tras cometer los robos y detectar la presencia del la Guardia Civil, o entender que se pudiera proceder a su detención, lo que ha impedido identificar y detener a los receptores de la aceituna robada. La aceituna y los vehículos ya han ido siendo entregados a sus legítimos propietarios, y si bien los miembros del grupo una vez detenidos no tuvieron inconveniente en contar a la Guardia Civil el 'modus opeandi', han ocultado el destino final de la aceituna robada, habiendo comentado alguno de los detenidos que a su comprador le tienen mucho miedo.

La Guardia Civil imputa a los detenidos once robos en distintos puntos de la provincia cordobesa como La Carlota, Adamúz, aldea El Esparragal de Priego, Albendín, Moriles, Espejo, Valenzuela, Aldea de la Concepción de Priego, Santa Cruz, Montilla y Benamejí. En Jaén robaron en la Aldea de Monte López Álvarez de Martos, y en Castillo de Locubín; en Granada actuaron en Huetor Tajar y Lanchar, mientras que en Málaga lo hicieron en Cuevas de San Marcos y en la provincia de Sevilla en Badalatosa.

Los detenidos, tras permanecer menos de 44 horas en las dependencias de la Guardia Civil donde hubieron de practicarse un elevado número de diligencias de coordinación con otras Comandancias y contactos con propietarios y gerentes de las cooperativas, almazaras y de puntos donde se habían producido los robos, logró completar las primeras diligencias y fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº 5 de Córdoba, quien decretó su puesta en libertad, el pasado día 15 de febrero.

Por otra parte, y en cuanto a la provincia cordobesa Criado comentó que hasta el 18 de febrero se ha registrado en la provincia 92 hechos delictivos de robo/hurto en el olivar, en los que se sustrajeron 128.328 kilos de aceituna. Según dijo, estos datos indican que los robos han disminuido un 60 por ciento con respecto al año anterior. El subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, destacó la labor de la Guardia Civil y comentó que esta disminución en el fruto robado se debe al sistema de seguridad llevado a cabo, que como dijo, "ha funcionado y significa que estamos haciendo las cosas bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios