Detenidos 20 inmigrantes en dos discotecas clandestinas

  • La Policía cierra dos salas de fiestas ilegales del polígono industrial La Estrella después de numerosas reyertas

Comentarios 3

La Policía Nacional detuvo el pasado fin de semana a 20 personas de nacionalidad boliviana por estancia irregular en España durante una redada desarrollada en dos discotecas clandestinas de Coria del Río. La intervención policial se originó después de las múltiples denuncias que habían sido interpuestas en la comisaría de este municipio por personas que avisaban a la Policía Nacional de las continuas reyertas y episodios de malos tratos, entre otros delitos, que ocurrían cada fin de semana en las inmediaciones de ambos locales.

Los dos establecimientos están situados en el polígono industrial La Estrella y uno de ellos fue escenario de otra operación similar a ésta hace dos años que se saldó con más de 45 detenidos, todos ellos también de origen boliviano. Ninguna de las dos discotecas ubicadas en este recinto industrial reunían los requisitos mínimos de higiene y seguridad, ni las licencias oportunas, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía en Andalucía Occidental en un comunicado.

La operación policial se desarrolló durante la noche del pasado viernes al sábado y en ella participaron tanto agentes de la Policía Nacional como de la unidad de este cuerpo adscrita a la Junta de Andalucía (conocida como Policía Autonómica) y la Inspección de Trabajo. Durante la redada fueron detenidas 20 personas, todas ellas de nacionalidad boliviana y por encontrarse en España en situación irregular. Tres de los detenidos han sido trasladados a un centro de internamiento de extranjeros para su expulsión del país, mientras que los demás fueron puestos en libertad con un expediente de expulsión. Los dos locales quedaron precintados y la Inspección de Trabajo levantó sendas actas por infracción de la legislación laboral, por lo que presumiblemente serán cerrados -aunque sea de manera temporal- en los próximos días.

Ambas discotecas ilegales eran frecuentadas por un amplio grupo de ciudadanos bolivianos los viernes y los sábados por la noche y los vecinos de las zonas cercanas habían informado en numerosas ocasiones a la Policía de las peleas y escándalos que protagonizaban quienes se congregaban en ambos bares, en la mayoría de los casos influidos por el consumo de alcohol. Casi todos los implicados en estas reyertas son precisamente bolivianos que residen en Coria y otras localidades cercanas y que se reunían cada fin de semana en estas dos naves del polígono La Estrella.

Las peleas y episodios violentos que se originan cada fin de semana en este recinto industrial vienen de antiguo. A raíz de varias denuncias vecinales, la Policía decidió cerrar uno de estos locales en el año 2006, pero este establecimiento ha vuelto a abrir sus puertas pese a que no disponía de ninguna licencia para ello. Los propios comerciantes y empresarios de este polígono pusieron en conocimiento de la Policía que las reyertas entre los asistentes a estas discotecas clandestinas habían protagonizado daños en algunos de los negocios cercanos y en el mobiliario del polígono.

Estas naves tienen una capacidad para 200 personas y en ellas se habían habilitado barras de bar, cocinas, almacenes, aseos para ambos sexos e incluso alguna sala reservada en una planta alta. Todo ello en un local que sólo poseía una puerta de acceso y carecía de salidas de emergencia. Ya hace dos años, los agentes de la brigada de Extranjería de la Policía Nacional que intervinieron en una de estas naves comprobaron que se habían colocado también una serie de máquinas recreativas en el interior del recinto.

Ya hace dos años fue arrestada la dueña de uno de estos establecimientos, que fue identificada mediante las iniciales H. S. M. P. y su esposo, que ejercía de portero y controlaba el acceso al local con un talonario de entradas. En aquella ocasión fueron detenidos, además de los propietarios y otras 40 personas, dos camareros y una cocinera que se encontraban trabajando en el negocio sin contar con permiso de residencia ni de trabajo en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios