Detenido el arquitecto municipal, a quien ya se vinculó con un caso de blanqueo

  • Uno de los diez detenidos hoy en la operación contra la corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Estepona es el arquitecto municipal Arturo Cebrián, al que unas escuchas telefónicas ya vincularon el pasado febrero con un presunto caso de blanqueo de capitales.

Uno de los diez detenidos hoy en la operación contra la corrupción urbanística en el Ayuntamiento de Estepona (Málaga) es el arquitecto municipal Arturo Cebrián, al que unas escuchas telefónicas ya vincularon el pasado febrero con un presunto caso de blanqueo de capitales.

Además de Cebrián, que según han informado a Efe fuentes judiciales abandonó esposado esta mañana junto a varios agentes de policía de paisano las dependencias de Urbanismo, las órdenes de detención dictadas afectan al alcalde, Antonio Barrientos (PSOE) -arrestado esta mañana-, y a varios concejales de la corporación.

Los delitos que se imputan a los detenidos en la localidad malagueña son, en principio, los de cohecho, tráfico de influencias, prevaricación y blanqueo de capitales.

El pasado 18 de febrero, el Ayuntamiento de Estepona informó de la apertura de una investigación sobre Cebrián, al conocerse que unas escuchas telefónicas lo vinculaban con el "caso Hidalgo" de presunto blanqueo de capitales, y de que había sido reasignado a funciones que excluían la tramitación de expedientes urbanísticos.

El alcalde anunció entonces en un comunicado que pretendía conocer "el alcance de las actuaciones" de este técnico y que "las supuestas acciones irregulares" no afectaban a la tramitación de ningún expediente por parte del Ayuntamiento, sino que obedecían "a una presunta actuación de carácter exclusivamente personal de uno de los arquitectos municipales".

El alcalde ordenó una investigación interna que aclarase lo sucedido y pidió al concejal de Urbanismo que "para tranquilidad de todos" le reasignase funciones al arquitecto que no comportasen la tramitación de expedientes urbanísticos.

Según un informe policial publicado esos días, al empresario Jan Nadir -imputado en el "caso Hidalgo" y que acordó comprar un terreno para edificar en Estepona- le dijeron en una conversación telefónica que hubo que entregar mucho dinero para lograr licencia de urbanización en una parcela de la localidad.

Los investigadores de la Policía señalaban que el comunicante de Nadir decía sobre ese permiso: "se va a tener en el mes de marzo, porque para esto nos ha costado el otro día soltar un montón de dinero a una gente del Ayuntamiento".

En dicho informe policial se explicaba que la referida compra de terrenos donde edificar "sería del todo imposible sin la connivencia de una persona que se encuentra dentro del área de Urbanismo, en este caso Arturo Cebrián", arquitecto municipal.

La investigación contra la corrupción urbanística que se ha saldado hoy con una decena de detenciones se centra en la recalificación de terrenos del municipio, que se otorgaban a diversas sociedades a un precio muy inferior al de mercado.

Fuentes judiciales han explicado a Efe que en la causa obran múltiples intervenciones telefónicas que indican que los concejales que firmaban esas adjudicaciones obtenían un beneficio económico.

La investigación fue iniciada por un Juzgado de Estepona con el apoyo de la Fiscalía de Málaga, pero la trascendencia del caso y el alto número de personas implicadas les llevó a solicitar al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que la causa fuera asignada a la Fiscalía Anticorrupción.

Tras estudiar el informe en el que se detallaba el estado de las investigaciones, Conde-Pumpido decidió hace aproximadamente un mes otorgar la competencia a la Fiscalía Anticorrupción malagueña

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios