Detenidas siete personas que pretendían introducir y vender droga en la Feria de Jerez

  • Agentes de la Policía Nacional de Jerez detuvieron a siete personas que se dedicaban a la venta de cocaína y que pretendían introducir un cargamento para su posterior venta en la ciudad coincidiendo con la Feria del Caballo.

Agentes de la Policía Nacional de Jerez detuvieron a siete personas, dentro de la denominada 'Operación Feria', que se dedicaban a la venta de cocaína y que pretendían introducir un cargamento para su posterior venta en la ciudad, coincidiendo con la Feria del Caballo.

Según explicó la Comisaría en un comunicado, la operación se inició hace meses al tener conocimiento de la existencia de una organización cuya actividad principal era el tráfico de cocaína. Así, frutos de las investigaciones, los agentes determinaron como las personas inicialmente investigadas adquirían la cocaína a través de otras personas de origen sudamericano, concretamente de Colombia, los cuales se habían establecido en Jerez y abastecían a numerosos intermediarios también de otras localidades de la provincia.

Estas personas introducían la droga principalmente desde Madrid y tras realizar las correspondientes labores de manipulación de la cocaína, la distribuían entre diferentes intermediarios, que en un último eslabón la hacían llegar a una clientela final de consumidores, generalmente en forma de papelinas.

Los agentes pudieron determinar que dichas personas de nacionalidad colombiana tenían organizada una operación en la que tratarían de introducir una importante cantidad de cocaína durante la semana en la que esta ciudad celebraba

Así, con el fin de proceder a la detención de los implicados en esta organización y abortar esta operación, la Policía estableció un dispositivo durante la semana de Feria con objeto de interceptarlos en su intento de introducir la droga en Jerez, culminando con la detención de los colombianos el pasado viernes cuando en las proximidades de Jerez fueron interceptados cuando se trasladaban a bordo de un vehículo de su propiedad.

La droga la llevaban oculta en el interior del vehículo, mediante la adaptación de los elementos interiores del mismo, de forma que crearon compartimentos en los que alojar la misma sin que pudiera ser detectada en una inspección superficial del vehículo. Posteriormente, realizaron un registro en tres domicilios donde se hallaron 1.760 gramos de cocaína, dos balanzas de precisión, 8.665 euros, una escopeta de caza, una pistola de fogueo y una caja de munición, dos miras telescópicas, un billete de cien euros falso, una caja fuerte, un ordenador portátil y diversa documentación relacionada con la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios