Desmantelada una red fraudulenta de venta de adelgazantes que operaba en Málaga y Barcelona

  • En la operación, bautizada 'Toscana' se practicó un total de cinco registros domiciliarios, tres en Málaga y dos en Barcelona, en los que los agentes procedieron a la intervención de más de 70.000 de más de 70 productos diferentes

La Guardia Civil ha desmantelado uno de los mayores negocios fraudulentos de venta de sustancias adelgazantes publicitados a través de anuncios en medios de comunicación, en una operación desarrollada en las provincias de Málaga y Barcelona.

Según informó el Ministerio del Interior en un comunicado, las investigaciones se iniciaron en abril de 2006, cuando, a raíz de unas denuncias presentadas ante el Instituto Armado, se tuvo conocimiento de la existencia de anuncios en diferentes medios de comunicación escritos en los que se comercializaban sustancias adelgazantes sin ningún tipo de control sanitario.

Seguidamente y tras el análisis de estos productos, se comprobó que algunos de ellos tenían una concentración de hormonas tiroideas y sexuales muy superiores a los valores establecidos legalmente. Concretamente, se encontraron concentraciones de hasta 15.800 pmol/litro, cuando en este tipo de medicamentos contienen un valor de referencia entre 25 y 156, y conllevan la necesidad del correspondiente control sanitario para su comercialización.

En la operación, bautizada 'Toscana' y desarrollada en dos fases, se practicaron un total de cinco registros domiciliarios --tres en Málaga y dos en Barcelona-- en los que los agentes procedieron a la intervención de mas de 70.000 envases correspondientes a más de 70 productos diferentes.

Según indica la nota, la red desarticulada anunciaba sus productos en las páginas de anuncios de diferentes periódicos de ámbito nacional, con textos en los que se decía que se podían adelgazar "28 kilos en menos de 9 semanas sin dejar de comer" ni hacer "ningún tipo de gimnasia", gracias a una "fórmula secreta". Además, se incluía un apartado de correos de Badajoz, para recibir las peticiones de las personas interesadas en recibir el producto.

Posteriormente, se comprobó que, en función de la demanda, los distribuidores de Málaga establecían contacto con otros de los imputados en Barcelona, que eran los encargados de proporcionarles los compuestos que conseguían en laboratorios de Francia, Alemania, Grecia, Suiza y Holanda, necesarios para la elaboración del producto.

Una vez elaborado el producto, desde Málaga lo enviaban a los distintos clientes, utilizando los servicios de una empresa de paquetería contratada por la organización desmantelada.

De las investigaciones desarrolladas por la Guardia Civil se ha podido determinar que durante un año los imputados obtuvieron unos beneficios cercanos a los 2 millones de euros. Durante este tiempo, se llevaron a cabo más de 39.000 envíos de este tipo de productos.

La Guardia Civil aconseja a los ciudadanos que, ante anuncios similares a los que publicitaban estos productos, "desconfíe de los productos milagro, acuda a los profesionales especialistas" y si detecta anuncios similares "que le puedan infundir sospecha de estafa", lo pongan en conocimiento de la Guardia Civil (062) y la Policía (091).

Si ha sido víctima de este fraude, recomienda que lo denuncien ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y, si ha consumido este tipo de productos, "consulte a su médico ante posibles reacciones adversas".

Las investigaciones han sido llevadas a cabo por efectivos de la Sección de Consumo y Medio Ambiente de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios