Chaves espera superar las diferencias con Cataluña sobre la financiación

  • Zapatero recela de crear nuevos mecanismos de nivelación, como apoya la Junta

Comentarios 10

Una cena muy "constructiva", a pesar de las divergencias. La cumbre convocada por Rodríguez Zapatero con los barones socialistas en la noche del miércoles no ocultó las diferencias entre los mandatarios sobre el modelo de financiación autonómica, pero tuvo un epílogo común: hay motivos para el acuerdo. Incluso el más beligerante, el presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, se mostró "moderadamente satisfecho", a pesar de las discrepancias.

Los detalles de la cena, que se prolongó hasta las 01:30 del jueves, se dieron a conocer ayer. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, aseguró que en el encuentro se puso de manifiesto el consenso en diferentes puntos de la negociación y también algunas diferencias que se podrán "tratar y superar". En un comunicado, Chaves subrayó que los dirigentes encontraron "elementos suficientes para alcanzar un acuerdo". "Naturalmente que aún existen diferencias, pero la impresión generalizada es que todas se pueden tratar y superar", previó el presidente de la Junta.

Las posturas de Andalucía y Cataluña se encuentran en la necesidad de una mayor corresponsabilidad fiscal y el criterio de población como elemento clave en el reparto de dinero. Las discrepancias con Montilla, y su aliado Francesc Antich, presidente de Baleares, estriba en torno a la reclamación catalana de revisar los mecanismos de nivelación y solidaridad.

El condicionante de que el Estatut de Cataluña prevea un pacto bilateral para que su financiación esté acordada antes del 9 de agosto no inquieta a la Junta, convencida de que el acuerdo final se basará en la "multilateralidad".

Rodríguez Zapatero afirmó ayer que la fecha del 9 de agosto es una referencia, pero admitió que el acuerdo podría llegar más tarde, en septiembre u octubre, con tal de que el nuevo sistema esté listo a tiempo para entrar en vigor en 2009. Para ello, señaló que el Ministerio de Economía estará cuatro semanas con contactos bilaterales.

Preguntado sobre si se crearán nuevos mecanismos de compensación, Zapatero se mostró más partidario de buscar criterios de ponderación, como tener en cuenta la pirámide poblacional de un territorio -por ejemplo, el porcentaje de ancianos- o la dispersión de la población, informó Efe.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, anunció la pasada semana que se estudiaba la creación de un nuevo fondo de convergencia, en paralelo a los cambios que se reclaman para el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI). La Junta lo apoyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios