Chaves convocará una reunión para analizar la crisis a finales de mes

  • El presidente de la Junta citará a sus consejeros en la Comisión de Asuntos Económicos o en un Consejo de Gobierno extraordinario · La previsión de crecimiento, pospuesta a otoño, estará sobre la mesa

Comentarios 17

A finales de julio, el presidente de la Junta, Manuel Chaves, se despidió de sus consejeros en la última reunión del Consejo de Gobierno. Antes de que se marchasen de vacaciones, Chaves miró a los titulares de las departamentos que ha aglutinado bajo la vicepresidencia económica que tutela José Antonio Griñán y les recomendó algo parecido a un "no os vayáis muy lejos, por si tengo que llamaros". La cuestión a tratar: la crisis económica.

Chaves volverá esta semana de su comentado viaje a Croacia, criticado por la oposición por "anteponerlo" al homenaje que el domingo se celebró en memoria de Blas Infante, pero no será hasta final de mes cuando llame a cónclave a sus consejeros de ámbito económico, según avanzaron a esta redacción fuentes socialistas.

La reunión puede convocarse bajo la forma de Comisión delegada de Asuntos Económicos, en la que además de la vicepresidencia económica están representadas las consejerías de Innovación, Ciencia y Empresa; Obras Públicas y Transportes; Vivienda y Ordenación del Territorio; Empleo, Turismo, Comercio y Deporte; Agricultura y Pesca; Salud, Cultura, y Medio Ambiente. O bien puede tratarse de un Consejo de Gobierno -extraordinario en el mes de agosto- presidido por el propio presidente de la Administración andaluza.

Lo que es seguro es que Chaves, debido al cariz que han tomado los acontecimientos con un recrudecimiento de los últimos datos económicos -inflación, paro, crecimiento-, seguirá la línea tomada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que mañana miércoles ha convocado a la Comisión de Asuntos Económicos para analizar las medidas anticrisis puestas en marcha hasta el momento.

Todo ello cuando además el próximo jueves, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicará la datos del tercer trimestre del Producto Interior Bruto (PIB). El Gobierno español ha rebajado de nuevo sus previsiones de crecimiento y ha situado el incremento del PIB en el 1,6% para el 2008 y en el 1% para el 2009. Estas cifras suponen una reducción se siete décimas y de 1,3 puntos, respectivamente, en comparación con lo que había previsto en un principio el Ejecutivo. En este tercer trimestre, el dato podría estar por debajo del 0,3% registrado durante el segundo semestre del año y descender en torno al 0%, aunque según admitió Pedro Solbes, ministro de Economía, "es difícil saber qué va a suceder".

Si el Gobierno ya ha realizado una segunda revisión de las previsiones económicas debido a un ajuste más intenso y rápido de los previsto de la actividad económica y del sector de la construcción, en Andalucía el presidente de la Junta pospuso la modificación de las previsiones para otoño.

La Consejería de Economía ya se vio obligada a rebajar del 3,4% al 2,4% la previsión de crecimiento económico y, en caso de caer hasta el 2%, la Junta incurriría en un "ligero déficit" permitido por el Gobierno central.

Chaves ya proclamó la "austeridad" en los próximos presupuestos de 2009 y anunció que no serán expansivos, "por lo que el gasto no será el mismo que en presupuestos anteriores". Aseguró que los derechos sociales no se verán recortados. Pero este nuevo escenario podría adelantar la revisión económica que figurará, como todos los años, en el proyecto de Ley de Presupuestos que empezará a abordarse a la vuelta de las vacaciones.

Como aviso, el consejero de Vivienda, Juan Espadas, admitió recientemente dificultades para lograr que las entidades financieras libren créditos para financiar las 132.000 viviendas protegidas previstas en el plan autonómico. Su agenda se intensificará en septiembre.

La imprevisión económica se acentúa en el intenso debate para llegar a un acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. Cataluña presiona al Gobierno con su apoyo a los próximos presupuestos como moneda de cambio y la Junta andaluza confía en el Gobierno como principal aliado al modelo que ha presentado y que los catalanes consideran "insufiente". El sudoku de la financiación se complica aún más en tiempos de crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios