Chamizo se plantea una queja por la maltratada a la que la Junta le retiró a sus hijos

  • Pide a Igualdad que acceda a las peticiones de esta madre y que la apoye para que pueda superar sus dificultades económicas.

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, aseguró que se está planteando la apertura de una queja de oficio por el caso de la madre de 24 años maltratada por su ex pareja a la que la Junta de Andalucía le retiró el pasado mes de octubre la custodia de sus tres hijos, -una niña de cuatro años y unos mellizos de dos años-, cuando se encontraba en un centro de acogida para mujeres maltratadas de la provincia de Sevilla, al que acudió huyendo del que hasta entonces era su pareja y también padre de sus hijos.

En declaraciones a Europa Press, Chamizo calificó el caso como "muy triste" y pidió a la Junta de Andalucía que acceda a las peticiones de la madre de volverle la custodia de sus hijos. Para ello, el Defensor del Pueblo Andaluz indicó "lo idóneo sería que esta madre cuente con los apoyos necesarios por parte de la Administración andaluza para superar las dificultades económicas por las que atraviesa".

Asimismo, apuntó que la Junta de Andalucía debería hacer un "esfuerzo aún mayor" que en otro tipo de casos, ya que, según resaltó, se da la "triste" circunstancia de que esta madre "también ha pasado muchos años de su vida en centros de menores y no quiere que sus hijos pasen por la misma situación que ella".

En esta línea, Chamizo subrayó que, mientras que se le devuelve a esta madre la custodia de sus hijos, lo que sí se debería cambiar es el hecho de que esta madre, "pueda visitar a sus pequeños cada vez que lo desee y no cada 15 días como actualmente está establecido".

Esta petición también fue demandada por el portavoz de la Asociación Pro Derechos del Niño y de la Niña (Prodeni), José Luis Calvo, que exigió hoy a la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social que permita "de forma inmediata" que pueda verlos a diario y con horarios flexibles que le permitan conciliar la jornada laboral.

En declaraciones a Europa Press, Calvo consideró "un auténtico crimen" que la Administración andaluza haya determinado que esta madre, "que en ningún momento ha maltratado ni desatendido a sus hijos, sólo pueda verlos una vez cada 15 días y además, en horarios incompatibles con su jornada laboral".

Por su parte, la propia madre de estos tres menores, explicó a Europa Press que el pasado mes de abril su abogado, José Antonio Bosch, presentó un escrito de oposición al desamparo de sus hijos, que aún no ha sido resuelto. Asimismo, criticó que la Junta le quitase a sus hijos cuando fue al centro de acogida de mujeres maltratadas, ya que, a su parecer, "no es lógico que yo vaya allí pidiendo ayuda y en vez de dármela, me quiten a mis niños".

De igual modo, Sara Casas dijo firmemente que no va "a tirar la toalla" y que hará "todo lo posible" para que sus hijos vuelvan con ella. Al hilo de ello, lamentó que ya ha tenido que rechazar varios trabajos por el horario en el que tienen lugar las visitas con sus hijos, "que además, algunas veces son suspendidas".

"Lo único que pido es que la Junta me apoye y que deje de poner impedimentos", añadió Sara, quien dijo haber cumplido "todos y cada uno de los requisititos que la Administración me ha puesto desde que me retiraron la custodia de mis hijos". "Estoy totalmente capacitada para hacerme cargo de ellos", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios