Camps arrima a Arenas al eje con Cataluña sobre la financiación

  • El presidente de Valencia afirma que el líder del PP andaluz "está con nosotros" en el modelo a negociar · Ve incomprensible que la Junta de Andalucía se oponga

El embrollo de alianzas previas a la negociación sobre la reforma del sistema de financiación sumó ayer un nuevo capítulo. El presidente de la Generalitat de Valencia, Francisco Camps (PP), defendió el nuevo marco de relaciones que su comunidad desea mantener con Cataluña, una nueva entente que ha dado sus primeros pasos en el debate sobre la financiación autonómica.

En una entrevista publicada ayer en La Vanguardia, Camps visualizó lo que para el PP andaluz había sido un espejismo: la "plena coincidencia" del consejero de Economía valenciano, Gerardo Camps, con su homólogo catalán, Antoni Castells, en los planteamientos sobre el modelo de financiación. "Cataluña y Valencia deben dejar claro a todo el mundo que su demanda es justa; con nuestra propuesta nadie pierde", afirmó Camps.

El presidente de la Generalitat de Valencia se refirió a la petición de que el Gobierno reconozca el aumento de población, teniendo en cuenta el sobrecoste de atender a la población inmigrante. El sistema de financiación actual utiliza el censo de 1999 y estas comunidades han experimentado un notable incremento demográfico que quieren ver reconocido.

El presidente de Valencia defendió que la unión persigue, "sin quitar un euro a nadie, que el Gobierno aporte más dinero al sistema, a repartir proporcionalmente según los criterios de población". Para Camps "todas las comunidades mejorarían y recibirían más, lógicamente, aquellas que tengan que atender a más población".

El presidente de Valencia reconoció que la entente con Cataluña ha hecho saltar un muelle: Andalucía. "Sí, pero Javier Arenas, líder del PP andaluz, está con nosotros, porque Andalucía tiene el mismo problema", afirmó. Mientras en Andalucía PSOE y PP no llegan a un acuerdo para fijar una postura común en el debate, aunque ambos pactaron en el Estatuto que las inversiones se reciban en función de la población, Camps sienta en el otro lado de la mesa a la Junta de Andalucía, que "incomprensiblemente" no comparte el criterio de catalanes y valencianos. "Se lo debe de haber pedido Zapatero. Su posición no tiene sentido. No pretendemos quitarles nada, ni a ellos, ni a los extremeños ni a los gallegos...".

Sobre las palabras del presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, apuntando que es prioritario centrarse en la crisis económica, Camps señaló que que no son temas "incompatibles" y apostilló que "nadie tiene argumentos para negar a Cataluña, a Valencia o a Madrid el dinero necesario para seguir prestando estos servicios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios